Venus Pixeleada: Nuevo guest post

image

Bienvenidos tod@s a esta columna que no sabe lo que es una dieta.

Normalmente tocaría un post acerca de un tema nuevo pero me llevé una sorpresa muy agradable que me hizo cambiar los planes. Les cuento:

El otro dia, platicando acerca de Twitter con un grupo de amigos, salió a colación este blog y particularmente  esta columna. Una amiga me dijo que lo del Twitter no era lo suyo pero que le encantaría colaborar y escribir acerca de este tema.

Y bueno, yo de eso pido mi limosna así que les presento a la nueva adición al equipo: Mariana Camargo.

A ella la conozco desde hace varios años y  la verdad me sorprendió el entusiasmo y seguridad con la que levantó la mano. Proveniente de las regiones que duermen a la sombra del Cerro de la Silla, es una chava de lo mas alivianada.

Siendo así, le pedí que escribiera sobre el mismo tema que tocamos la última vez, originalmente para ver si hablaba en serio y además darle oportunidad de calentar motores en esto del blogueo. Vaya que si lo decía en serio, ya verán.

Nada mas para recapitular les dejo el link al post previo y los dos puntos relevantes:

  • ¿Creen que la mayoría de la gente sabe y esta consciente que las imágenes que vemos no son “reales” y que han sido armadas y/o  manipuladas para crear una imagen que no necesariamente tiene algo que ver con la modelo, mucho menos con una persona ordinaria?
  • ¿Querríamos ver imágenes de gente “normal” en una revista, comercial o película? ¿Por fuerza se requiere que una estrella sea mucho mas hermosa y perfecta de lo que cualquiera puede ser en realidad, incluso ellas mismas?

Tras estos les dejo a mi querida y regia colaboradora nueva que como verán no es dada a hacer muchas concesiones a nada ni nadie.

mariana3

Parece que no rompe un plato ¿verdad? Tan linda ella...

A ver Señoras y Señores, primero que nada dejemos de ver las preguntas obvias y pasemos a las que están justo detrás de lo que se ve a simple vista. Yo creo que la mayoría de la gente está consciente de que una imagen en una revista está manipulada. Pero la verdadera pregunta no es esa, sino qué nos pasa a nosotros al estar constantemente “ingiriendo” esas imágenes de perfección?

Comencemos por decir, que más allá de los conceptos intelectuales y los conocimientos de las capacidades del PhotoShop, a veces se nos olvida que tenemos la capacidad de discernir una realidad de una fantasía. A veces parecería que si hemos visto algo, automáticamente lo tomamos como real. Esta suspensión del discernimiento es lo único que tengo para explicar por qué mujeres inteligentes y normalmente sensatas vivimos gran parte del tiempo luchando por alcanzar estándares de belleza irreales.

Quizá sabemos, comprendemos y tratamos de ser conscientes de que eso que vemos en las revistas no es real.  Pero nos venden una aspiración. Queremos ser mejor de lo que somos ahora, y la felicidad se convierte en una conquista a futuro. Queremos convertirnos en algo inalcanzable,  más perfecto que el resto de los pobres mortales. Y ya conocen lo que una mujer con unos cuantos pesitos y un buen cirujano a su disposición, es capaz de hacer. Hay quienes no llegan tan lejos, pero podemos ver casos obvios de algunas cuantas que pierden la cordura y la dignidad en el proceso.  Ahora, un poco más grave me parece el caso de las adolescentes. Para ellas no hay opción, no hay poder adquisitivo, no hay cirujanos plásticos, y a todo esto, auméntele la presión social o el miedo a perder a aquel hermoso príncipe que en ese momento, cuando tienes 16 años de edad, de verdad parece que es la mejor opción que te presentará la vida. Entonces su vida (o su percepción de ella) comienza a depender de su imagen (porque a esa edad, aún no se tiene un marco de referencia para saber que a final de cuentas, cuando uno se enamora, se enamora, y no importa tanto la imagen, como nos hacen pensar) y si el chico no tiene ojos más que para la chica agraciada por la genética de su generación, pues entonces la solución comienza a ser un poco perversa. Y se multiplican los casos de anorexia, bulimia y demás desordenes psicológicos y alimenticios.

Soy consciente de que este tipo de desórdenes vienen de la mano de disfunciones emocionales que son resultado de experiencias tempranas en la vida, ya sea familiares o las que sean….vamos, no vivimos precisamente en un mundo fácil de comprender para un infante en crecimiento.  Pero la verdad es que todos estos problemas al final de cuentas se resumen en una “simple” frase: la falta de auto aceptación, más difícil de obtener debido a un mundo mediático fuera de realidad.

Entrando en materia de si nos interesa o no ver estrellas sin maquillaje, permítame que le extienda mi humilde opinión. Yo no creo que estas hermosas damas de entrada edad no tengan una sola gota de maquillaje. Quizá están un “poco” maquilladas. Sí, solo lo suficiente para “emparejarles” el tono de piel, o taparles tantitito la ojera. En fin, a mi me parece un tanto desalmado hacer esto, porque ahora no solo tenemos que ser jóvenes perfectas, ahora tenemos que envejecer perfectas como (no me malinterprete, yo la amo) Mónica Belucci, pero OBVIO sin contar con su capital  y su estilo de vida. Y bueno, total ya no asusta tanto, porque tenemos gran variedad de herramientas como el Botox, los múltiples lásers, las dermoabrasiones con punta de diamante, las cirugías y sabrá Dios cuánta cosa más irá a salir en unos diez años (tiempo en el cual yo me estaré preocupando), pero el problema es que creamos y apoyamos desórdenes psicológicos graves y la verdadera pena es que hemos olvidado que la vida es un proceso, un maravilloso viaje,  y parte de éste es envejecer.

¿Entonces, cómo se puede vivir en una sociedad como la nuestra? Una forma que me ha funcionado bastante bien a mi para llegar a la plena aceptación de uno mismo y de sobrevivir al consumismo (y esto tómese con soda, ya que siendo terapeuta, a veces me es imposible dejar fuera la visión profesional), es TRABAJAR en todas las áreas de nuestra vida. Y la primera y si, disculpe usted, la más incómoda de todas, es pasar por un periodo de limpieza emocional – mis amigas y yo le llamamos el “túnel”. Es un periodo de ver hacia adentro y comenzar a desenredar el nudo de emociones con el cual de pronto nos encontramos a los 25 años de edad (ojo la edad puede variar) ¡Es terrible!, especialmente en una sociedad en donde se vive para pretender perfección y se exigen resultados inmediatos.

También enfocarnos para desarrollarnos como personas independientes, buscar la manera de dedicarnos a lo que nos apasiona y poder, si la vida nos lo permite, vivir de ello. Ya si no, al menos darnos tiempo para hacerlo. Como quien dice, es conocer el lado chidito que tenemos y explotarlo al máximo. Esta es la mejor medicina, el mejor Botox, la mejor dieta y el mejor amante. Porque al final de cuentas, queridas, no hay mayor atractivo que la seguridad.  Y la realidad es, que con la edad nos damos cuenta de que sí es importante trabajar el culito en el gimnasio (digo, siempre hay que verse bien), pero también es de suma importancia ser felices con lo que tenemos.

Y como bien lo dice Madonna: “I am my own work of art”. En esta vida sabrás realmente quién eres por aquello en lo que has trabajado para convertirte,  ya sea una “freak” de su autoimagen, o una mujer sana que ha hecho algo interesante de su vida.

Entonces…ni muy muy, ni tan tan, ¡ayúdate que Dios te ayudará, pero no te azotes!

¿Cómo ven? Si todo sale bien, la estarán leyendo regularmente por aquí. Por favor todos sus comentarios son bienvenidos, así que no duden en escribir.

Pues sin mas, nos vemos en dos semanas.

Seguimos luego.

Comparte por Twitter, Facebook o manda por correo este post.

Posts relacionados

3 Respuestas a “Venus Pixeleada: Nuevo guest post

  1. No me queda duda de que en algún sitio Don Luis I, debe haber sonreído: !No se sembró en tepetate¡. Luis II debe haber suspirado, !no se ha invertido en vano¡ y Luis III !La seguira queriendo¡. El resto de la familia (incluida la ampliada) !le damos la bienvenida¡ y a ti las gracias por permitirnos saber que siempre hay mujeres hermosas, pensantes y sensibles.

  2. Pingback: Bitacoras.com·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s