Venus Pixeleada: El inexorable paso del tiempo

Vpixeleada def

Bienvenidas de nuevo a esta columna que resintió las lluvias ayer pero aún así sale a flote.

En esta ocasión si tenemos una pequeña controversia entre manos. Cada dia buscamos los mejores artículos acerca de los cuales comentar en esta columna. Y a veces decir “los mejores” realmente significa los que mas nos escandalizan o sorprenden por las barbaridades que sugieren. Este, como  pocos casos, cae completamente en esta definición.

Revisando nuestros feeds encontramos varios artículos que hablan acerca de toda la rama de la industria cosmética que lidia con productos “anti-envejecimiento”. Cremas, tratamientos, inyecciones, etc. que según sus departamentos de mercadotecnia se las arreglan para “detener” o “retrasar” arrugas, lineas de expresión, resequedad, flaccidez y demás efectos de la edad.

Creo que no necesito decirle a nadie el gran fraude que esto es.

Pero mas relevante que todo esto es toda la ideología que hay detrás. Todos los postulados acerca de lo que significa envejecer para una mujer. ESO es lo que a mis ojos es lo mas terrible. La mejor manera de sintetizarlo lo encontré en un fragmento de un documental en HBO, del cual hablaremos largo y tendido en futuros posts de esta columna, porque créanme que el tema da para mucho.

Cuando escuché a esta mujer se me congeló la sangre. En serio.

No tengo palabras para describir esto, empezando por dos cosas:

Mas que en ninguna época la esperanza de vida en la mayoría de las sociedades está subiendo o al menos ha alcanzado una edad que antes era muy difícil de alcanzar. Hoy en dia alcanzar  70-80 años en razonables buenas condiciones no es tan raro. ¿Significa esto que una mujer de 80 años va a pasar 40 de ellos peleándose contra su propio cuerpo y el paso del tiempo? ¿Y además para perder a fin de cuentas? ¿Cuánta energía, tiempo y dinero va a desperdiciar en esto en vez de usarlo en cosas mas útiles y placenteras para ellas misma?

En la mayoría de las sociedades occidentales hoy dia una mujer tiene mas posibilidades que nunca de educación y trabajo. El que aun no sean las mismas que los hombres, es otra historia, admito. ¿Pero cómo va a ser que una mujer creativa, madura, emprendedora y educada siga siendo juzgada por la cantidad de canas en el pelo y/o arrugas en su rostro? Y no hablo de las que participan en el mundo del espectáculo, me refiero a la infinidad de escritoras, periodistas, diseñadoras, científicas, empresarias, funcionarias, etc., etc.

¿En que cabeza cabe el juzgar a una mujer con los mismos estándares de hace 10 siglos cuando en la mayoría de los casos las mujeres apenas eran mas que fábricas de bebés en esos tiempos?

Damas y caballeros, oficialmente repudio completamente esta situación.

Mariana también tiene algo que comentar al respecto y por primera vez, no estoy de acuerdo totalmente con ella. Pero es importante oírla porque creo que algunas cosas que dice son cosas que les son muy familiares a muchas (espero que no todas) de ustedes.

Ahí vamos:

Esto es horrible, y lo malo es que supongo que cada vez se pone peor…

Tengo un vivo recuerdo de tener 26 años de edad, verme al espejo y darme cuenta que mi lucha contra las arrugas estaba comenzando. Recuerdo el momento en el que me di cuenta que ya no había marcha atrás.

La verdad les podría vender el choro de que hay que envejecer con dignidad, y que las arrugas son el recuerdo de los eventos de nuestra vida, pero la neta – ¡NO!

Tengo una queridísima amiga que dice que el Botox es una “medida preventiva”, ja-ja-ja ¡como si las arrugas fueran gripa y uno las pudiera esquivar! Me mata porque lo mas lindo de todo es que le creo. ¡Y porque le quiero creer! Si no me voy a hacer la superada diciéndoles que estoy aceptando mi edad, me declaro víctima de esta sociedad consumista de una juventud eterna, en la cual la vejez es poco peor que el cancer.

El otro día estaba platicando con un hombre de edad ya mayorcita y me contó un chiste que me dejo sin aliento, la verdad el chiste es bastante malo, pero lo que implica es peor. Dice:

“¿A quién se parece un hombre cuando envejece?”
Respuesta: “A Sean Connery”
A esto sigue:
“¿A quién se parece una mujer cuando envejece?”
Respuesta: “¡A Sean Connery!”

Sin comentarios.

Lo más increíble es que muchos de los hombres ya grandes que conozco, andan con chavitas y les parece un insulto que les insinúe yo que deberían estar con alguien más cercano a su edad. Bueno, uno de ellos me dijo LITERALMENTE: “Ay no, es que yo con las arrugas no puedo!” Y yo «¿Quééééé? ¿Ya te viste en el espejo? Bueno, me dieron ganas de insultarlo. Sobre todo porque lo toman como un derecho que poseen por ser hombres, el cambiar de mujer conforme se les vaya arrugando! ¿Y ellos que? ¡¡MALDITOS!!

image Pero bueno, todo esto se los comento solo para reiterar mi punto de que es imposible envejecer con gracia en una sociedad como la nuestra. Mi mamá me hizo una confesión escalofriante cuando un día me dijo, “Lo más difícil de hacerse vieja es que te conviertes en invisible”. Bueno, si fuera esto un super poder que pudiéramos utilizar para robar un banco, estaría increíble, pero no precisamente. Nos convertimos inevitablemente en invisibles para el género masculino. Creo que esto lo único que nos deja como opción es hacer el mejor uso posible de los métodos “preventivos” como les dice mi amiga gachupina, y luego agua y ajo, porque la neta si quedar como esas mujeres pez globo que están todas cirujeadas y parece que las parió el mismo bisturí, a lo LynMay, (N.del A.- O Nicole Kidman, Demi Moore, Kylie Minogie, etc. La lista es larga) no señora, primero invisible que deforme. La única otra solución que puedo percibir es realmente encontrar algo que amemos tanto en la vida que nos podamos abocar a eso y dejarnos literalmente de pendejadas. Quizá el super poder nos sirva para eso, para que a determinada edad la gente no nos vea mas y nos deje hacer lo que se nos antoje. Y bueh, visto de esta forma ya no suena tan mal, alguna ventaja debe de tener, ¿no?

Chicas, yo se los comento porque tenemos que empezar a digerirlo, es una realidad, ¡¡NOS VAMOS A CONVERTIR EN INVISIBLES!! ¡Y mientras mas enteraditas nos encuentre este día mejor! Por lo pronto, yo si le gasto fuerte en cremas, me tomo mi juguito de mangostán para el antioxidante y 2 veces me he puesto Botox (tengo rato de no hacerlo y la neta no se por qué). Aparte, claro, de tomar MUCHA AGUA, porque encima de tener 34 añitos soy blanca como la nieve y esto no ayuda mucho. ¡Infames morenas con piel de plástico! Bueno, suertudas, no infames… ¡mejor no me enojo ni me río! No vaya a ser que me vaya a arrugar 😀  ¿Y ustedes están envejeciendo con GRACIA?

Ojalá y si porque les recuerdo algo:

No hay manera de detenerlo.

En otro artículo leí una frase maravillosa “Puedes envejecer mas rápido, pero nunca mas lento.”

En este preciso instante no voy a meterme en una discusión acerca de los puntos en los que no estoy de acuerdo, pero si hay uno en particular que me gustaría dejar en claro.

Si andan buscando, y para su mala suerte hallan, a un cuate que se fije nada mas en la edad y la apariencia y por eso las elija, nada mas para cambiarlas por un “modelo mas reciente” cuando las arrugas se noten, se lo tienen merecido y no puedo decir que sea 100% culpa de él.

Jugar con esas reglas es jugar a perder. Tarde o temprano, mas o menos, pero significa irremisiblemente perder.

Y creo que nadie quiere eso.

Por otro lado, y para aligerar esto les dejo el otro lado de la moneda. Había guardado esto para una ocasión especial y creo que no hay mejor momento que este.

Los leones no son como los pintan 🙂

image image El artículo completo esta aquí.

Conclusión: A todos nos va a pasar. Evitarlo no es opción. Dejar de preocuparse, seguir pasándosela bien y estar content@ si lo es.

Sigo luego

PS – Para estar acorde a estos días, les dejo algo de música muy ad hoc. Este es el espíritu 😉

[clearspring_widget title=»Grooveshark Widget: Single Song» wid=»48f3f305ad1283e4″ pid=»4aabf482e289b594″ width=»400″ height=»75″ domain=»widgets.clearspring.com»]

Share

2 Respuestas a “Venus Pixeleada: El inexorable paso del tiempo

  1. En la etapa en la que me encuentro ahora, te puedo decir Mariana que si lo estoy. Lo que marcó la diferencia fué, dejar de pelearme con ello y ha sido un proceso muy liberador.

  2. Pingback: Venus Pixeleada: El mayor de los enemigos « El Rincón del Ornitorrinco·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s