Venus Pixeleada – La Raíz del Problema

image

Saludos a todas las lectoras de esta columna, que se tomó su tiempo para arreglarse antes de salir a la calle ahora si. Mil disculpas pero desafortunadamente la diferencia entre escribir frecuentemente y escribir un buen post suele ser el tiempo disponible del autor. Y créanme que sólo eso me impide poner mas cosas aquí.

Hay tantas, tantas cosas que decir sobre el tema que compete a esta columna que no sé por donde empezar. ¿Hablamos del circo que se organizó Ralph Lauren por el despido y photoshopeado de Filippa Hamilton? ¿Por las citas para el mármol de Karl Lagerfeld? ¿Por la relativa sensatez de Grace Coddington, directora creativa del Vogue? ¿Las simplistas explicaciones de que solo los hombres gays encuentran atractivas a las mujeres super delgadas?

No, todo esto es lidiar con síntomas. Hoy me gustaría tratar de tocar la raíz del problema. Y digo tratar porque pocas cosas mas enredadas que esto. En algún sentido mientras mas trato de entender mas preguntas surgen y no siempre hay respuestas.

Parte de la idea detrás de esta columna es lograr comprender como es que muchas mujeres, sean hermosas, inteligentes, deseables, simpáticas y/o exitosas, viven incómodas consigo mismas por la idea de lograr un estándar de belleza totalmente absurdo. ¿Cuanto tiempo, dinero y energía le dedican a tratar de ser algo que no son? ¿Cómo les decimos los hombres que la mayoría de las veces nos gustan mas como son que como quisieran ser?

Por supuesto que es muy natural querer sacar lo mejor de uno, pero la pregunta del millón es ¿Qué tan lejos debería uno de llegar en esta búsqueda? Y casi tan importante:

¿Qué es exactamente lo mejor de uno?

Porque este me parece que es el problema ¿Quién nos dice, o al menos influye, en aquello que aspiramos a ser? ¿De donde sacamos el modelo que buscamos alcanzar?

A ver si podemos llegar a algunas respuestas.

Buscando material sobre este tema encontré mediante la magia del Google Reader un artículo sumamente interesante en un blog que habla acerca de este y otros temas: The F-Word. El artículo en cuestión se llama “¿A quién culpar por las modelos super delgadas?”. Es un comentario sobre un escrito publicado por Alexandra Shullman, editora del Vogue, en The Daily Mail, un periódico inglés.

Les recomiendo que lean ambos artículos, pero hay varias ideas que me gustaría tomar de ellos. Ideas que, creo, iluminan un poco este tema.

Primero que nada, no se puede hablar de UN responsable. Es iluso pensar que un solo elemento en esta industria puede ser señalado como el factor mas importante. Pero creo que el punto mas importante que hay que recordar es esto:

Todo esto es un negocio. Y un negocio lo que busca es hacer dinero.

Punto 1: Las modelos delgadas venden

A modeling agency spokesperson quoted in a 2004 article published in the Journal of Social and Clinical Psychology said: “Statistics have repeatedly shown that if you stick a beautiful skinny girl on the cover of a magazine you sell more copies…  at the end of the day, it is a business and the fact is that these models sell the products.

Noten que esto puede no ser necesariamente cierto. Pero es un dogma de fe en esta industria. Ojalá y se dieran cuenta de que esto no tiene que ser verdad. Pero el hecho es que si no hay un motivo económicamente fuerte para cambiar, simplemente no hay para qué hacerlo.

Punto 2: La publicidad no solo vende un producto.

Esto es crucial. En un anuncio se vende una imagen, un estilo de vida, una visión. Y al parecer la forma mas eficiente de hacerlo es jugar con las inseguridades, la autoestima y la convicción de que el producto es en realidad la solución a un problema que “tiene” que resolverse. ¿Pero qué pasa si no hay ningún problema en realidad? ¿Muchas de las cosas que se venden se comprarían o serían relevantes sin esta sutil coerción?

Punto 3: El público quiere la fantasía.

El otro dia vi parte de “The September Issue”, un documental acerca de la revista Vogue y su editora Anna Wintour. ¿Saben qué? Entiendo un poco mejor por qué a la gente le gusta tanto ese mundo. La verdad si está muy bonito todo el asunto del glamour, el boato y los reflectores. Y no tengo problema con el aspecto creativo y estético de la moda, al contrario, realmente es muy interesante y atractivo.

Escucho con frecuencia que a las mujeres les encanta la fantasía que se vende en esas revistas y ambiente. Y se me hace muy respetable. El problema no es la fantasía o la visión, el problema es creer que es una realidad que se puede emular sin problemas en la vida real. Es una fantasía en gran medida manufacturada y planeada y que funciona en base a los dos principios que ya mencionamos previamente.

Estoy de acuerdo en que cualquier estándar de belleza es arbitrario y mas si su única motivación es hacer dinero. Si el dia de mañana las mujeres super caderonas y de piel morena se pusieran “de moda” las personas que se sienten inseguras serían otras, pero este problema seguiría existiendo. No se trata de imponer ningún estándar sino de entender que la belleza humana, sobre todo la femenina, toma una variedad de formas insospechada e inmensurable. En algún sentido probablemente se trata nada mas de respetar esa palabra que hace que la vida entre seres humanos sea tan divertida la mayoría de las veces: La diversidad.

Y a final de cuentas todo queda en manos de las que consumen lo que esta industria produce. Alguien diría que bajo su propio riesgo, ya que así como hay gente que no tiene problemas con nada de esto, hay quienes llegan a ser de su vida un infierno, sino es que a morirse. Y no me refiero solo a adolescentes, sino a mujeres ya adultas, que en teoría son, mas resistentes a este tipo de influencias por toda una experiencia de vida. Pero la verdad es que sabemos que esto no siempre es así.

Todavía no hallo todas las respuestas. Supongo que así como las manifestaciones de la belleza, habrá tantas como mujeres haya. Y pese a todo, como tantas veces he dicho, solo soy un observador interesado. Son ustedes las que saben que sucede en las trincheras.

Le dejo un video que es parte de una campaña hecha por una chica llamada Desdemona. Me parece que viene bastante como un resumen a todo lo que hemos platicado en este post. Para las que batallen con el ingles les dejo la letra completa aquí:

Y sobre este mismo tema, les recomiendo el podcast de 3blogs3, perpetrado por tres de mis blogueras y Twitteras favoritas: BoticaPop, Bere_jh y Guapologa. Es su primer podcast y aunque breve, es divertido y toca un poco este mismo tema. Espero que se pongan menos serias en futuras ediciones. No se lo pierdan, que creo hallarán algo interesante con ellas.

Pues sin mas por el momento, espero estar de regreso con ustedes en poco tiempo. La próxima vez con mas comentarios de otras mujeres acerca de este tema.

Sigan leyendo revistas y viendo las fotos, pero sobre todo:

No les crean 😉

Sigo luego

Posts relacionados:

Share

9 Respuestas a “Venus Pixeleada – La Raíz del Problema

  1. Pronto publicaré un post con una entrevista que le hice a un médico dermatólogo y, aunque no es exactamente respecto de la talla, me comentaba: “llegan las pacientes con una revista y nos dicen ‘quiero que no se me vea ningún poro, como a la modelo’. Y me lleva varias consultas -cuando bien me va- explicarles de todas las maneras posibles que no es real lo que ven; la piel TIENE poros naturalmente y, aunque sí pueden ser más notorios en las pieles grasas, tampoco todo lo impreso es así nomás por genética o tratamientos cosméticos”

    Y el asunto del negocio… es un tema ético muy cañón!

    Besos, a ver qué día comentas tú en mi blog! (pista: el viernes sale el sig podcast ji ji)

  2. muchas gracias por la publicidad! eres el ornitorrinco más maravilloso sobre la faz de la tierra.

    sobre lo que dices de la fantasía, me hizo un poco de ruido que dijeras que te “parece respetable” que nos guste. por dios, eres fan de Avatar!

    sin embargo, me parece tu mejor entrega de VP, por mucho. llena de dudas. y eso es muy bonito.

    last but not least: yeah! viva la diversidad.

  3. wow, me sorprendió tu artículo, en verdad lo adoré, pues yo pertenezco a esas jovenes “adultas” que se la creen todita, vivo ese infierno del que hablas, me gustó esto , me ayudó a entender un poco más el problema.
    Saludos

  4. Hola!

    Lei tu post por recomendacion de Paola.by.myself, y ademas de resultarme extremadamente interesante, me ha gustado el enfoque que le has dado.
    Yo tambien soy de ese grupo que se les compra la idea de la “mujer perfecta” que nos venden, aunque en realidad no es mas que pura fantasia.
    Y aun asi, todos los dias intento literalmente de todo, para alcanzar ese ideal.
    Muy buen articulo, y espero una segunda parte ya que sin duda es un tema que da para mucho mas.

    Saludos

  5. Mi querido Ornitorrinco,

    Si sigues asi vas a dejar sin trabajo a ese porcentaje importante de las hordas de chav@s que arrojaron 4 años de sus vidas al estudio del “diseño grafico”, y su “claim to fame” es saber medio usar Photoshop. Te pido seas considerado con este sector profesional tan tremendamente relevante, ya que la cuestion de la chamba esta canhija.

    Atte.

    El socio-prefesionalmente conciente “Capi” Futuro.

    P.S. Saving digital artists, one at a time.

  6. Definitivamente es un problema complejo el que vivimos hoy día, en que se quiere imponer una forma de verse para TODAS las mujeres cuando eso es absolutamente imposible, además de una forma de intolerancia puesto que en la diversidad, como tú dices, está lo interesante y enriquecedor de la vida.

    Además, como comentas, el modelo que se nos quiere imponer es FALSO, es creado a través de una computadora con el único afán de poner algo estéticamente agradable frente a nuestros ojos y vender. Aceptaría todavía si debajo de cada imagen le pusieran alguna leyenda que advirtiera que se trata de un trabajo hecho por un diseñador, no de una mujer REAL. Incluso la misma modelo, que en la portada sale perfecta, en la vida real es otra persona con manchas en la piel, con grasa corporal en algunas zonas, con marcas que deja la vida (arrugas, estrías si tienes hijos, si optas por la leche materna, etc, etc). ¿Por qué tiene que se todo esto indigno, por qué debe ocultarse?

    Además, me encantó el tema que pusiste al final, definitivamente, una mujer real tiene todas estas cosas porque de alguna manera dio de sí misma, no estuvo preocupada por cómo luciría, por las arrugas si reía, por las estrías si tenía hijos, por las manchas si pasaba mucho tiempo al sol, en fin, mil cosas. La vida, la identidad de una no puede basarse sólo en la apariencia, sino en un sentido de qué le estás dando al mundo. Esto no se mide en centímetros de la cintura, sino en cuán felices has hecho a otras personas con tus acciones. Es lo que opino.

    Saludos.
    @karyva

  7. Pingback: Venus Pixeleada – Directo de las lectoras Pt. 2 « El Rincón del Ornitorrinco·

  8. Pingback: Venus Pixeleada – La razón de todo esto « El Rincón del Ornitorrinco·

  9. Pingback: Venus Pixeleada: La Belleza no es cosa de Juego « El Rincón del Ornitorrinco·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s