Venus Pixeleada – Desde la Trinchera

Vpixeleada def

Bienvenidos a esta columna que se pone lo que quiere  sin importar la talla. Muchas gracias a todas las lectoras que comentaron en el post anterior. La verdad es que estaba teniendo algunos cuestionamientos acerca de esta columna pero sus comentarios me han regresado a la cordura. Mil gracias.

Y el post de esta semana es de alguna manera un resultado directo de esos comentarios.

Se puede hablar en abstracto de este problema, se puede tener una opinión, citar estudios y cifras pero nada se parece a escuchar de viva voz lo que es estar en mitad de todo esto.

Me queda claro que en muchos casos lo que presento aquí es mi opinión solamente, trato de presentar evidencia y fundamentos pero no soy una mujer lidiando con esto dia a dia. Ya van varias veces que muestro testimonios de ustedes, las lectoras, que son en realidad lo que mas pesa al tratar de entender con mas claridad lo que sucede desde muchos puntos de vista. Esto me ha hecho modificar en algunos sentidos mi visión acerca de este tema.

Pero lo que recibí la semana pasada no modificó en nada lo que pienso excepto por un detalle:

Mas que nunca creo que es importante decir lo que se dice aquí.

Les dejo el testimonio de una lectora. Me lo envió directamente y me pidió que conservara su anonimato.

Asi se ven las cosas desde adentro.

A mis 21 años siento la presión por mantener o al menos intentar conseguir la imagen que se espera de mi. Tienes que lucir, vestir e incluso hasta comportarte de cierto modo para encajar. Desgraciadamente esta presión no solo viene de de las masivas campañas mediáticas que nos venden un determinado estilo de vida, sino también y sobre todo de las personas mas cercanas a mi (llámense amigos, familiares o compañeros de trabajo). Lo cual ha generado cientos de inseguridades en mi, especialmente siendo una adolecente que sufrió de sobre peso, porque en esa etapa quieres mas que nada agradarle a los demás, hacer que el chico mas guapo se fije en ti y/o ser la mas popular y la mas bonita.

Todo empieza con esta imagen de perfección que nos venden, como te lo decía sientes que tienes que encajar dentro de ese canon de belleza, mismo que la gente va adoptando como EL correcto. Por lo tanto si no luces así todo el mundo te vende la idea de que: No conseguirás un novio, que si lo piensas es una razón tonta pero cuando eres una vpixaadolescente insegura es una razón poderosa.Y en mi caso que mi aspiración es ser una diseñadora de modas, que jamás podría conseguirlo sino tenia además del talento, el look “correcto”, ya que siendo esta una industria basada en la imagen eso es prioritario.Estas ideas principalmente venían de mis hermanos, y si a eso le sumas la presión que mi madre puso en mi de que tenia que ser la mejor siempre  y en todo, se convirtieron en un combo explosivo que se volvió en mi contra, porque entonces ya no era solo ser la mas inteligente, ni la de las mejores calificaciones, sino la mas popular, la mas divertida y por supuesto la del mejor cuerpo dentro de tu grupo de amigas. En mi caso eso me a orillado a haber desarrollado un trastorno alimenticio con el que vengo lidiando desde hace 5 años y es que como comentan en el documental de HBO “THIN” “Tenemos tantos anuncios que comparan ser flaca con ser inteligente que muchas veces para poder avanzar en este mundo necesitas ser una mujer atractiva y delgada, para que después puedas probar que eres inteligente y entonces seguir avanzando”

Es un documental muy recomendado para poder entender un poco mas la presión que se pone en nosotras para poder sentirnos aceptadas dentro de la sociedad. De aquí rescato otra cita, que personalmente me marco mucho: “Ser delgada es ser guapa, disciplinada y hasta moral. La gordura es equiparada con la flojera y la dejadez, como una suerte de falta de cuidado de uno”.

Este tipo de comentarios, influyen mucho en una persona, tanto como para bien como para mal, especialmente por que cada vez hay mas chicas desarrollando trastornos alimenticios y lo mas preocupante son los rangos de edad que van desde los 12 años, e incluso mas pequeñas, todo con el fin de lucir como tal cantante, actriz o modelo y sin que tengan realmente consciencia de ello.

Es una pieza mas de este rompecabezas. Una importante. Y como esta hay muchas y el número de casos no disminuye. Esta chica tiene 21 años ¿pero cuantas personas de 30 o 40 no están en el mismo caso? Las razones pueden ser diferentes pero el efecto es el mismo. La edad es solo uno de los factores.

Para cerrar, les dejo el promo del documental que se menciona – Thin. Este documental fué hecho por una cineasta llamada Lauren Greenfield y se estrenó en HBO en 2006. Se filmó durante 6 meses en una clínica para trastornos alimenticios en Florida y sigue la vida de cuatro pacientes.

Vodpod videos no longer available.

Si desean ver el documental en su totalidad se encuentra en YouTube en 11 fragmentos, mismos que están en esta playlist que les dejo aquí.

No es fácil a veces, pero creo que vale la pena verlo. Se los recomiendo.

Para la próxima semana, les tengo algo especial ya que en estos días se publicó en la comunidad académica algo que desde hace rato buscaba y que me llegó como caído del cielo.

Suerte y por favor no duden en dejar sus comentarios.

Antes de irme, le agradezco a esa anónima lectora que haya tenido el valor y la confianza de compartir su historia. Nos ha ayudado a tod@s.

Sigo escribiendo y ustedes sigan leyendo, ese es el trato 😉

Página oficial de Thin por Lauren Greenfield

Posts Relacionados:

Share

4 Respuestas a “Venus Pixeleada – Desde la Trinchera

  1. Está durísimo tanto la historia como el video. Entiendo muy bien por dónde va todo esto porque por varios años trabajé en una asociación en la que investigábamos sobre trastornos alimenticios, del estado del ánimo y las adicciones; y puedo decir que hay un común denominador entre ellos y los vuelve un círculo: la necesidad de sentirse importantes para alguien (aún cuando algunas dijeran que querían ser invisibles y desaparecer)

    En el video mencionan que algunas lo que buscan es controlar algo y ahí está la clave a la cual ponerle atención: un ser humano no hará invariablemente lo que nosotros queremos que haga, ni mostrará su aprecio, atención o cariño todo el tiempo como nosotros queremos que lo haga. Y eso puede ser frustrante, especialmente para los niños y los adolescentes (aunque cada vez más para los adultos jóvenes también), pero es tiempo de aprender a lidiar con la frustración.

    Siempre que leo esta columna se me ocurren bastantes observaciones, pero ya ves que este comentario casi parece post y ¡ni es mi blog! jajaja.

    Un beso, mr Adonis Pixeleado 😉

  2. Muy interesante esto que ponen aquí, sin duda que me voy con muchas frases en la cabeza y espero no seguir siendo presa de la destrucción.
    Su columna me dá animos para continuar y seguir en esta busqueda sobre mi misma.

  3. Pingback: Venus Pixeleada: Cuando el Photoshop no basta « El Rincón del Ornitorrinco·

  4. Pingback: Venus Pixeleada: En elogio de los “defectos” « El Rincón del Ornitorrinco·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s