Entrevista con Ruy Xoconostle

Bienvenidos de nuevo a esta columna, que si bien se retrasa, llega siempre hasta ustedes. Y en este caso creo que la espera valdrá la pena porque esta es una entrevista que desde hace rato deseaba hacer y que finalmente se concretó.

Ya he confesado acerca de mi placer culpable de leer el TVyNovelas en la fila de la caja del super. Sin embargo hubo una época en la que esto no fué así.

Antes de que cediera a esas bajas pasiones literarias solía leer, e incluso comprar, frecuentemente una revista llamada Quo, misma que algunos quizá recuerden. La verdad me divertía bastante y como suelo hacer con la mayoría de las revistas, no dejaba de leer la editorial. Tengo la supersticiosa idea de que leer lo que el editor tiene que decir de alguna forma te da idea que puedes esperar de la revista. Y este cuate escribía de manera amena y entretenida. De hecho tenía un espacio dentro donde contaba algun episodio o anécdota personal que tampoco me perdía.  Ahí recuerdo haberme enterado que además había escrito una novela – Pixie en los Suburbios. Seguro no la pedí a Amazon, pero muy probablemente en Sanborns fué donde me hice de una copia. Es simbólico que la leí completa en un viaje a Acapulco, lugar donde me encuentro hoy.

La novela me gustó y hasta la fecha recuerdo algunos pasajes – el detalle de la pecera del Director del Tec de Monterrey me tiró de la risa. Si la leen entenderán.

Además de la revista, colaboraba en un blog relacionado llamado “Toque de Queda”, ahora difunto. Torpemente nunca lo leí, a pesar de que varias gentes me lo recomendaron. Era yo joven e ignorante, claramente.

Seguí siendo lector de la revista hasta el infausto día en que cambió de editor. Sin demeritar a ese nuevo editor, la verdad es que la revista perdió bastante sabor y dejé de comprarla y/o leerla. Ahí fué donde cai en el vicio de la TVyNovelas, pero ese es otro asunto.

Años después, no sé como, encontré el perfil en Twitter de este mismo tipo que les cuento. Decidí seguirlo y resultó buena idea. Una noche decidí responder a un tweet suyo acerca de que estaba instalando Chrome en su Mac. Para mi sorpresa, respondió. Desde entonces de vez en cuando peloteamos uno que otro tweet al dia o semana. Es uno de los cuates que dudo sacar de mi lista de los que lo sigo.

Aqui supe que tenía un blog llamado Paiki, que si bien no era solo de él, era donde con frecuencia escribía. Obvio que no me tardé nada en ponerlo en mi RSS. Quizá no lea todo el blog, pero las entradas de él son obligadas.

La persona de la que he estado hablando todo este rato se llama Ruy Xoconostle, editor de revista, novelista, escritor, bloguero, twittero y habitante de Internet. Pero mejor échenle un ojo a su entrada en el Diccionario de Escritores Mexicanos del Siglo XX para que se enteren de todo lo que hay que saber sin mas rollo.

Cuando empecé esta serie de entrevistas aún no había entrado en contacto con él, pero para esta segunda vuelta me quedaba claro que no podía dejar pasar la oportunidad de al menos intentar incluirlo en esta columna. Lo debo de haber agarrado de buenas ese dia porque sin titubear se apuntó.

Damas y caballeros, les dejo a Ruy X.

¿Cuándo y por qué termino Toquedequeda?

Cuándo y por qué: eso es algo que no sé con exactitud, yo ya había salido del proyecto. Supongo que tuvo que ver que era un sitio difícil de comercializar y con muchos costos encima.

¿Tu lo iniciaste o formaste parte del equipo original que empezó?

Estuve en el equipo inicial, sí. La idea original fue de alguien más, motivado por una petición “gerencial” de la empresa. Es decir, tener un sitio con blogueros y podcasters de Editorial Televisa. Esa persona que tuvo la idea llevó la parte operativa, y me invitó a llevar la parte editorial. Así empezó.

¿Podría decirse que Paiki es una continuación de esto o es totalmente diferente?

Es algo completamente diferente. De entrada, no forma parte de una empresa gigantesca. TdQ se subió a la red pensando en tener “revenue”. Paiki fue pensando como un vehículo para que varios amigos con intereses en común nos juntáramos en un solo blog a decir estupideces.

¿Qué onda con tu banda? Macho Cabrío, Wookie, Tripios y demás? ¿Cómo es una relación de cuates en Internet con cada uno generando contenido y colaborando a veces en un proyecto común?

Es pura amistad que a veces, con suerte, se cruza con trabajo. Esa es la diferencia con la secundaria, que en esa época no trabajábamos. Pero es básicamente la misma idea: verte, compartir pendejadas, hablar de viejas, de cine… es lo mismo. Antes me quedaba de ver con mis amigos en el Sanborns, ahora nos monitoreamos constantemente por la red (monitorear, no convivir: eso es lo que hacemos por Twitter, blog y FB). Pero nos seguimos viendo. Sigue siendo bueno para la salud tener encuentros en vivo, sabes…

¿Según tu para que le sirve Paiki a Ruy X.? ¿Qué función tiene dentro de tu labor de autor? ¿Es meramente algo recreativo?

En algún momento pensé que podría servir para mis ondas literarias, pero en realidad se ha vuelto en un sitio con un tráfico respetable y un demográfico muy particular que dudo mucho se interese por mis clavadeces literarias. O sea, puedo dar avisos y sé que bastante gente los verá, y ya. Prefiero sacar mis infamias literarias por otro lado, lo he intentado con Flickr y ahora lo estoy haciendo con Tumblr. Me siento feliz de que Tumblr tenga sólo unos 80 visitantes.

Sin embargo, Paiki me sirve mucho para mantener la pluma fluyendo. Puros ejercicios de estilo. Eso no lo puedo negar. Y me gusta mucho escribir. Puedo escribir a diario sin ningún problema. Pero hay que ejercitar el músculo.

¿Te consideras un geek hardcorero?

No, para nada. Pero sí un tipo informado.

¿Qué contenido en un blog es el mas que te gusta leer y el que mas te gusta escribir?

Leer en un blog: cosas de medios, que es a  lo que me dedico para vivir. Tendencias, noticias, lo que está sucediendo y se cree que va a suceder en el futuro. Escribir en un blog: cosas de cine. El 90% de lo que escribo en Paiki es sobre cine porque es lo que más me divierte. Soy un bloguero hedonista, no tengo que bloguear de temas “importantes” nomás porque sí o, peor aún, por obligación (aunque respeto a la gente que lo hace por su trabajo), escribo de lo que se me pega la gana y por lo general se me pega la gana escribir de cine.

Novela, revista, blog, twitter. Independientemente de la escala, ¿qué te agrada mas de cada uno? En breve.

  1. Novela
  2. Revista
  3. Twitter
  4. Blog

Tenía que hacer mi escala, lo siento.

(Eso si fue breve. Que mañoso)

  1. Novela: estar solo, en lo mío.
  2. Revista: estar con más gente, trabajando en equipo. Cerrando.
  3. Twitter: esa conversación pública donde me gusta sonar como el idiota del pueblo.
  4. Blog: la inmediatez de los comentarios en contexto. Odio todo lo off-topic y a los trolls

Cuando entré a Paiki eso me llamó la atención ¿Por eso se requiere registro para comentar? ¿Por los trolls?

Sí, tuvimos algunos trolls y preferimos poner un candado extra, aunque en realidad quien quiere trollear lo logra

Sin embargo es un buen filtro, me parece. Seguir tu stream en Twitter es a veces ver un aspecto muy personal de Ruy y la verdad resulta difícil no encariñarse un poco. ¿Qué es lo que Ruy X. pone de Ruy X. ahí?

Yo diría que todo, mi timeline es un graaaaaaan chiste local, pero la mitad del tiempo (o 3/4 partes del tiempo) lo armo en clave y con pseudónimos y apodos. Te digo, soy como el idiota del pueblo. Y también porque aprecio mi privacidad.

El otro día en Twitter escribiste una serie de comentarios MUY interesantes respecto a la publicidad y los medios (misma que tengo guardada íntegra). ¿Así es como ves la relación entre medios y anunciantes?

Así es como me gusta pensar que el medio debe relacionarse con los anunciantes, pero es justamente lo que menos pasa. Hay que distinguir entre una tendencia mediática-publicitaria y las ganas de ser un vividor y pasarse de lanza. Un medio necesita sobrevivir financieramente de alguna manera, y “rentar” sus espacios y la atención de su audiencia es una forma legítima de hacerlo. Los anunciantes, por su parte, están muy conscientes del cada vez menor impacto de los medios tradicionales en la audiencia, y un porcentaje de estos anunciantes saben que un medio con legitimidad ante el público tiene un poder mucho más grande que un simple anuncio en un espectacular. Lo cual sigue en el terreno de lo honesto. Los RP se dedican a “ganar” estos espacios haciendo lo que saben hacer, es decir, relaciones públicas. Pero lo que ha venido pasando es que los propios anunciantes quieren integraciones de contenido con publicidad, y ahí es cuando empezamos a mezclar las cosas. Si yo soy X fabricante de teléfonos y le doy mi aparato a X celebridad mediática, y le pago, espero que X celebridad mediática me ayude a vender más teléfonos gracias a que es un líder de opinión. El problema es que X celebridad mediática NO le informe a su audiencia que hay un trato pagado, eso es justamente lo que yo creo que es deshonesto. Cuando eso sucede, venga le estoy mintiendo a mi público.

Eso es una chingadera, creo yo.

Lo otro que sucede en el terreno de los RP, es que el medio exige dinero para cubrir la información. Y de nuevo, se están mezclando las cosas. ¿No es el trabajo de un medio producir información? Francamente no entiendo la gente que hace eso, y varios medios lo están haciendo ahora. Lo que me resulta irónico es que se trata de gente que se queja de los legendarios manejos de Televisa y TV Azteca y que, en la primera oportunidad (es decir, ya tienen su propio blog y su propio “canal de TV” en la red y una audiencia respetable) le salen a los RP y a los anunciantes con la cantaleta de “si no me pagas, no cubro tu evento”, o “si no me pagas, no voy a tu viaje”. Está cabrón, en serio.

La confusión, entonces, se vuelve general. Si yo escucho una entrevista de 20 minutos a X brand manager en un podcast, ¿es porque es realmente interesante o porque es pagada? ¿Hay un deal ahí en medio o no? Yo creo que mucha gente, gran parte de la audiencia, no lo sabe. Yo me dedico a esto y sé. Pero mucha gente.

Claro que sólo se necesita tener un poco de sentido común para sospechar que el brand manager hablando durante 20 minutos de una nueva apertura de una tienda en equis centro comercial no es realmente un notición, ¿cierto?

Sólo para terminar: no tiene nada de malo tener un patrocinio, ni tampoco decir explícitamente que estás patrocinado. Eso te permite mantener una honestidad con tu público. Y con el anunciante.

¿Pero hasta donde los medios están amarrados por esa dependencia? ¿Que otras alternativas hay para obtener ingresos?

Okey, de acuerdo. Hay crisis, la inversión publicitaria va para abajo en todos los medios. Los anunciantes saben esto. Su outlet informativo (los medios) es más barato y accesible que nunca. “Me dan dinero y aúllo como perro, lo que quiera el anunciante”, dicen por ahí. O sea: no son buenos tiempos para la independencia informativa.

Sobre las alternativas: la cosa está peor. En Internet, por ejemplo, el público no está dispuesto a pagar por leer, ver, escuchar y descargar. Esa oportunidad se perdió en algún momento de los noventa. La gente tiene la idea de que todo en Internet es gratis. Lo cual yo creo que es un error históricamente fatal. ¡Pero ya no les puedes cobrar ahora!

¿Internet vino a cambiar las reglas de esta relación o es simplemente otro escenario para la misma obra?

Internet vino a joder muchas cosas.

En los buenos tiempos de las revistas, un título pagaba sus costos con su circulación y, si vendía muchas revistas en la calle, hasta ganaba un poco de dinero. Y todo lo que entraba de publicidad era ganancia neta. Con Internet no existe este concepto de “circulation revenue”. Un medio informativo no gana dinero por clics (bueno, Google AdSense sí da dinero… pero tú sabes que son cacahuates), sino por publicidad. Tener un buen tráfico sólo te da argumentos de venta con tus anunciantes. No da dinero. Lo cual sí sucedía con las revistas. Y los periódicos. Y está la TV, también.

Hace muchos años, la TV podía “regalar” su contenido en frecuencias abiertas sin temor a los costos porque a) su audiencia era tan grande que b) los anunciantes pagaban una monstruosidad por estar ahí. Te estoy hablando del final de “Cuna de lobos”, por ejemplo, que vieron 9 de cada 10 mexicanos. Ahora los anunciantes siguen pagando mucho dinero por estar en tele, pero ya no tanto. Porque la audiencia se está erosionando. ¿A qué se le pega primero? A los costos de producción. La gente que conozco que hace tele está muy frikeada entre la crisis y el cambio de hábitos del público por el Internet. Las producciones ya no son gigantescas como antes, ni son tantas. Un show semanal en TV de paga puede salir una temporada y cancelarse súbitamente porque no es rentable. Sé de shows de este tipo que así les paso porque no juntaron más de cinco anunciantes. Y cinco anunciantes grandes. Y al final, está la última palabra que la sigue teniendo, nos guste o no, el público. Y toda este gente ahora dice: para qué pago Sky si lo puedo ver en YouTube gratis. Eso es lo que está pasando.

Mencionabas que en algún momento de los 90’s se perdió una oportunidad para hacer que el contenido en Internet tuviera algún costo. ¿Querrías ampliar mas este punto?

Mira, la primera vez que vi un browser en mi vida fue como en el 94, en el ITESM. Era Netscape. Horrible, pero a mí me shockeó. Fui al Tec porque un amigo me dio acceso y porque no tenía idea de cómo tener esa madre en mi casa, o cuánto me iba a costar. Es decir, para mí el Internet era eso que podía consultar en una universidad. Así de marginal era. Si a mí y a otros 100 mil idiotas nos hubieran dicho que para entrar a Yahoo! y tener mail tenía que pagar dinero, bueh, probablemente los habría pagado. Pero nadie nos dijo eso. Porque Yahoo! y Hotmail y todos esos sitios pioneros se vendieron como el medio libre y gratuito para ganar usuarios. Ese fue el error histórico. Ni siquiera te dijeron que era un “trial” de 90 días. Y sí, el Internet creció desproporcionadamente, pero yo me pregunto si en general a la economía de todos (incluidos consumidores) no nos convendría que la red hubiera crecido paso a pasito, con la certeza de que si quieres algo, debes pagar por ello.

La gente no aprecia lo que es gratis. Por eso el Internet está lleno de tantas idioteces y tanto pelmazo que cree que puede darle copy/paste a lo que quiera. “Al fin que es gratis…”

Pero en ese momento cobrar lo que fuera por Internet era casi imposible, ¿no hubiera significado esto parar su desarrollo prematuramente?

Sí, todo habría sido más lento. Seguro. Pero las abuelitas dicen que es mejor llevarse las cosas con calma, ¿no? A lo mejor Twitter habría salido hasta el 2019 en ese universo paralelo… y no habría pasado nada. Pero te costaría 50 pesos al mes. Y los pagarías.

Evidentemente no estoy muy a favor de las “revolucionarias” ideas de TODO GRATIS de Chris Anderson de Wired… Ese guey cobra sus conferencias en un dineral. Qué bella ironía…

En vista de esto, ¿que opinas de la visión de cosas como Creative Commons?

Pues es puro “wishful thinking”. El tipo que descarga toneladas de contenido en 4Chan y torrentea hasta la boda de su hermana ni siquiera se detiene a ver si tal o cual cosa tiene la etiqueta de CC. Y si la viera, personalmente creo que le vale madres.

¿Para adonde vamos entonces? ¿Cual es el futuro de los medios tradicionales? ¿El futuro esta en hacer una Internet de paga?

Bueno, en el caso de los deportes, la cosa está más o menos bien. Sobre todo porque son en vivo, y cuando es la final de algo quieres verlo en el momento, y para eso la tele y el radio se pintan solos. Es un pequeño caso en la enorme galaxia de contenido que hay allá afuera. Algo similar sucede con los noticieros, aunque no del todo. Donde te agarre la noticia (en Twitter, en el coche, viendo la telenovela, por SMS porque estás en el cine) la vas a absorber y consumir.

Entonces, las cosas tampoco creo que cambiarán tan radicalmente. No en ese sentido. Se están multiplicando las opciones, y los medios con dinero suficiente se están moviendo para donde quepan. Ahora, ciertos contenidos de los medios tradicionales tienen que moverse a ecosistemas controlados como iTunes o Xbox Live. De esa forma garantizan cierto ingreso por cierto consumo.Pero pagar por Internet es algo superguajiro. Sólo que se legisle el contenido y se permitan las conexiones luego de que eches tu monedita, y a escala mundial. Y eso no va a pasar.

Si esto es así, ¿podríamos hablar entonces de la desaparición total de ciertas industrias de medios, particularmente revistas y periódicos o solo de que van a tener que transformarse en algo que ni nos imaginamos ahora?

Okey, eso es complicado.

Antes de las revistas y los diarios, el caso de la tele.

Televisa tiene suficiente dinero (y CBS y ABC y Fox, etc) para hacer accesible su contenido en la propia tele –aunque se erosione el público– y en estos ecosistemas controlados. Claro que aún no saben vender sus telenovelas en iTunes y aún no hay suficiente gente con iPhones e iPods que los consuman ahí. Pero el día llegará que los sepan vender y a una persona le dé un enorme placer ver la telenovela en una pantallita. Ese día llegará.

Entonces, tienen dinero para estar en dos escenarios al mismo tiempo. La inmensa mayoría de los medios NO tiene el dinero para estar en varios escenarios. Esa razón tan simple y vulgar es lo que está matando a los medios impresos. La liquidez de un medio impreso no se compara con la de la tele. Muchísimas revistas con costos fuertes por papel e impresión no pueden mantener dos medios informativos (la revista y el web). No pueden.  Las grandes casas editoriales, como Condé Nast, siempre vieron a Internet como la cosa esa donde “hay que tener presencia”. No como un medio más, un medio nuevo.

A la fecha, tú ves sitios web como el de GQ y son malas imitaciones de su revista. Se quieren modernizar pero no pueden. Y tienen editores que piensan en papel, no es pantallas. A medida que avanza la crisis de las revistas, y cada día se mueren más y más revistas, la respuesta es bastante simple: existirán las que se muevan para allá (la web) porque no les queda de otra, y las que se queden en impresos porque tienen los suficientes anunciantes que financien el caprichito.

La evolución permitirá que sólo unas cuantas revistas sobrevivan en papel (o revistas con planes de negocios e intenciones muy claras, como los títulos de custom publishing), unas poquitas en papel y en web, y el resto se mueva a Internet.

La duda es: ¿una revista que se murió en papel y sigue en Internet, en verdad sigue siendo una revista? Eso es lo que le paso a Premiere (no confundir con Cine Premiere) de Hachette-Fillipachi. Y la verdad es que ahora es más como un portal, con todas las raras connotaciones que tiene la palabra “portal”.

Si de esa forma logró sobrevivir, ¿es porque es relevante? Por que por lo que oigo estamos ante un caso de selección natural acelerada cortesía de una crisis muy fuerte y la influencia de Internet a una escala no anticipada por estas industria.

Híjole, justamente no creo que muchas revistas del pasado sigan siendo relevantes. Ve el caso de Kotaku: tiene muchos años ganándose su lugar en la red. EGM decide cerrar la edición impresa (y ya la van a relanzar, God knows why), pero ya no tiene una marca que pueda competir online con Kotaku. La verdad es que EGM ya no le importa a nadie más que a los nostálgicos.

Pero hay otras revistas, como Reader’s Digest, que increíblemente están transfiriéndose con éxito a la red. Cuando se vayan los lectores más viejitos de RD, es muy probable que RD sea una marca fuerte en la red. La están reconstruyendo para que así sea.

¿Cómo ves la posibilidad de creación de contenidos en las manos de tantas y tan variadas manos hoy en día?

Es divertido, pero no nos podemos quedar sin las marcas informativas confiables y los líderes de opinión. Todos tienen derecho a subir su vida a la red o jugar al reportero/editor, supongo. Pero yo prefiero informarme con un profesional de la información del mismo modo que prefiero que un verdadero odontólogo me saque una muela del juicio…

¿Cómo reconocerlos con toda esta proliferación de sitios, blogs y demás? Claramente la popularidad no es una métrica de la calidad

Hay que irse a los básicos: frescura de la información, qué tan bien redactados están, qué tanta seriedad le meten a su trabajo, qué tan accesibles son para los ojos (el diseño gráfico está subvaluado. Y es una pena). Sin embargo, creo que es válido divertirse con el blog de alguien que escribe con las patas, siempre y cuando sea divertido. No todo tiene que ser serio y de hueva… también ese es el espíritu de la red. Supongo.

Ya para cerrar. ¿Algunas palabras o consejo para todos los escritores/blogueros/periodistas de closet que están leyendo esto?

Sólo que aprendan a querer la lengua. Es muy bonito ver un párrafo bien escrito, con amor al español. A mí me han acusado de abusar de los anglicismos, pero nadie me puede acusar de escribir mal el español. Y eso es algo que al final los lectores agradecen.

Y así fué esto…

Damas y caballeros:  Ruy X. por Ruy X.

Le agradezco mucho su tiempo y atención para esta entrevista. Uno mas de los grandes que me da la sorpresa por su accesibilidad y apertura. Mis respetos.

Si quieren seguirlo en Twitter, este es su perfil.

Y yo me despido, pero los veo en dos semanas con una nueva entrevista.

Sigo escribiendo.

7 Respuestas a “Entrevista con Ruy Xoconostle

  1. Te luciste!! me gustó muchísimo la entrevista.
    1.Porque desde QUO he sido fan de Ruy Xoconostle y luego lo seguí en Conozca más, toquedequeda.com y ahora lo reencuentro en Paiki.
    2. Las preguntas y el esquema estuvo muy bien planteado y fue interesante.
    Él es un periodista al que admiro mucho por su escritura y por el estilo fresco y desmadroso que lo caracteriza.
    Yo(corazón)Ruy X. Siempre.

  2. Pingback: Entrevista a El Ornitorrinco « El Rincón del Ornitorrinco·

  3. Pingback: Cuando el destino alcance a los periódicos [Infografía] | El Ornitorrinco en Linea·

  4. Pingback: Las Granjas de Contenido: Algunas conclusiones | El Ornitorrinco en Linea·

  5. Pingback: Blogger Cafe – Invitado de hoy: Ruy Xoconostle (@Ruys) | El Ornitorrinco en Linea·

  6. Pingback: El Kindle Cloud Reader y Amazon: El Gigante Silencioso de Internet | El Ornitorrinco en Linea·

  7. Pingback: Grabación del Programa: EBooks, el Lado de los Autores. | El Ornitorrinco en Linea·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s