Mi Primera Vez en Acapulco.

Acapulco es un cliché en cuanto a ser el lugar de inicio de muchas cosas. Sin embargo esa reputación no es gratis. Genuinamente hay muchas historias que empiezan aqui y que nos marcan para el resto de la vida.

A mi me pasó así, debo confesar.

Fué idea de mi papá. El las halló primero. Estaban en un lugar medio escondido y lejos de la vista. Hasta la fecha no sé con exactitud como fué que cayó ahí en primer lugar.

Supongo que para algunas cosas nadie sabe mejor que un padre qué es lo que un hijo quiere o necesita. Para el nunca hubo duda de que era lo correcto.

Me llevó al dia siguiente.

Era un lugar oscuro ¿Cómo no olvidar el cambio brusco del calor externo a un fresco artificial pero reconfortante? Y los sonidos. Sobre todo lo novedoso y fascinante de los sonidos. Sonidos que acompañarían muchos buenos momentos en el futuro.

Mi papá me llevo hasta ella. No estaba ocupada. Yo no lo podía creer. Era algo que no me imaginaba que pudiera existir.

Todo el mundo debería tener una primera vez así, un inicio feliz, llevado de la mano de un padre cariñoso que te anima. Sin embargo ninguna primera vez es fácil o prolongada y la mía no fué la excepción. Pero no había gente así que hubo una segunda, tercera y cuarta. Era barato y el entusiasmo de algo recién descubierto estaba lejos de agotarse. Al contrario.

A lo largo de los años las conocería por muchos otros nombres, algunos de los cuales no me parecerían correctos, pero al fin de cuentas son solo nombres.

Desde entonces no las he dejado y aunque con los años, la experiencia y un matrimonio casi no recurro a ellas todavía las recuerdo con afecto.

Y así fué.

En un lugar que había en el sótano del Centro de Convenciones de Acapulco conocí los videojuegos.

O Maquinitas, Chispas, Tragamonedas o Coin-ops, como quieran llamarlas.

Mi primera máquina fué una de combate espacial descaradamente copiada de Star Wars hecha por Exidy llada Star Fire. Con TIE Fighters y todo, además de pixeles del tamaño de estampillas con una resolución de 256 x 224, pero en ese momento era el Cielo. Doblemente impresionante porque era de cabina, además.

Tenía yo 9 años.

¿De qué creían que estaba hablando? 🙂

Para los incrédulos aquí esta la evidencia documental:

Star_fire

Y aqui está la foto de la cabina dichosa, tal y como la recuerdo:

FotoFlexer_Photo2
Tal y como la recuerdo en mis sueños

Tristemente ya no hay un solo lugar donde jugar de estas en cosas en Acapulco, pero las diversiones son otras hoy en día. Precisamente ahora voy a llevar a cabo algunas de ellas.

Ahora si pueden pensar mal 😉

Suerte y que tengan buen fin de semana

2 Respuestas a “Mi Primera Vez en Acapulco.

  1. Que mega-mega-anecdota te acabas de aventar hermano. Esto no se queda asi, en alguna ocacion nos sentaremos a que te tomes tu prensa de cafe y toquemos a mayor profundidad este extraordinario tema de la increible coneccion Acapulco-Maquinitas. Como es que este lugar llego a ser una verdadera Mecca Mexicana de los arcades? En fin, ya lo platicaremos en su momento.

    Enorme relato de epicas proporciones.

    Don Mefisto es mi idolo, que quieres que te diga. Neta se avento un 120.

    Abrazo.

    Atte.

    El anonadado “Capi” Futuro.

  2. NOOOOOOOOOO yo tambien empece con las maquinitas ahi (si recordaran vivi entre 5 y 6 años de mi infancia alla asi que es menos raro) eso si que es noticia!

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s