Blogger Cafe – Invitada de hoy: Chilangelina (@chilangelina)

Escribir un blog es pertenecer a una comunidad. Puede ser pequeña o grande, con un tema común o no. Sin importar de que tipo sea tarde o temprano tiene como consecuencia el que empecemos a conocer mas gente, usualmente a través de los comentarios ya sea los que nosotros dejamos en los de alguien mas o de quienes nos leen.

Esta es sin duda, la mejor parte de tener uno: El establecer vínculos con otras gentes.

Quienes digan que Internet nos hace mas antisociales y que aparta a las personas claramente no están haciendo algo bien porque en mi experiencia y la de muchos sucede exactamente lo opuesto. La posibilidad de conocer, dialogar y enriquecerse con lo que otras personas piensan, hacen o conocen es la gran virtud que redime Internet de sus muchos otros defectos.

La invitada de hoy es un ejemplo perfecto de esto. Nos conocimos como he descrito ya – a través de los comentarios, luego mediante de cuenta de Twitter e incluso hemos tenido la oportunidad de convivir cara a cara frente a unas cervezas.

Periodista, escritora y amiga. Grande en los tres rubros. No puedo resumir mejor a la invitada de esta semana. Damas y caballeros directo desde Los Angeles, les dejo a la inimitable Chilangelina.

Pongan antención

Érase una vez una chica linda y carismática que un día agarró sus chivas, a su viejo, y se fue pa’l otro lado. Para que el impacto fuera más “acá”, la linda-y-carismática decidió entrar por la hermosa ciudad de Tijuana, que como el lector sabrá, es hermosa porque es la más fea del mundo. Así que llegando a Tijuana jaló su maleta de rueditas hasta la línea, les hizo cara de “te hago el favor” a los güeros, y llegó al gabacho. La linda-y-carismática, además de eso, era bien abusada, así que en menos de diez días ya estaba viviendo no sólo en Los Ángeles, sino el meritito Hollywood, el barrio en donde las banquetas están llenas de estrellitas rosas, el Teatro Kodak y otras muchas cosas que uno ve en la televisión.

Como la linda-y-carismática además era bien chismosa, ya se le cocían las habas por contárselo a todo el mundo. El problema es que no se llevó su laptop y escribir a mano es anticuado; así que la opción fue reservar una hora de uso de computadora tres veces por semana en la biblioteca pública, y desde ahí, contar el chisme completo.

La primera vez que la linda-y-carismática-y-chismosa abrió su email, decenas de mensajes preguntando “¿cómo les va?” aparecieron en su buzón, y ella nomás con una hora para responder, qué caray. La solución fue escribir un solo correo electrónico para todos los interesados en el chisme: pues fíjense que estamos bien, ya encontramos un mini depa, ya nos tocó ver el Oscar, ya vimos un homeless orinando, ya caminamos un chingo y nos llovió, ya compramos un carrito de mil dólares para no tener que caminar cuando llueve. Los mensajes se volvieron recados y los recados empezaron a incluir fotos, y los amigos tercermundistas la mayoría de las veces no podían bajar los archivos de las fotos, así que la comunicación se empezó a complicar y la linda-y-carismática-y-chismosa se empezó a angustiar. Un día alguien le dijo: “¿Y por qué no abres un blog? Es fácil, subes el texto cuando quieres, le pones fotos, y el que esté interesado viene y lo lee cuando puede sin que le satures el buzón”. La idea pegó, y el 22 de junio de 2006 nació El Rincón del Recado, que más tarde se convertiría en Tienes un Recado.

¿Por qué cuento esta historia? Lo hago porque al recibir la solicitud de Ángel para escribir para Blogger Café, me di cuenta de que no tengo una estrategia para escribir, uno de los puntos sobre los cuales me fue sugerido hablar. Mi blog no surgió como un medio de promoción de nada, no planeé el diseño, el material que subo no es elaborado y no tiene fines específicos. Yo necesitaba decir algo, decírselo a una gran cantidad de gente y hacerlo de la manera más práctica para ellos. Al principio sabía tan poco sobre bloguear, que me parecía lógico seguir usando el mail para avisar que había un nuevo post en mi blog.

Lo que pasó en los años posteriores fue una sorpresa. Al año me di cuenta de que el 98% de mis lectores era gente que yo no conocía. Cuando me puse a pensar en cómo ocurrió eso, descubrí que fue a través de mi visita a otros blogs y mis comentarios en ellos, que empecé a formar parte de una red llena de reciprocidad. También hay que reconocer que algunos temas tienen su gancho: los recados relacionados con el conflicto postelectoral de 2006 en México, o con las elecciones presidenciales de 2008 en Estados Unidos, atrajeron un tipo de lector interesado en la política y dispuesto a elevar la calidad del debate.

Creo que la gran maravilla de crear una red bloguera es no sólo el intercambio de comentarios y posturas, sino incluso la posibilidad de conocer y establecer una relación real con gente a la que de otra manera no hubieras conocido. Gracias a mi blog he desarrollado una relación cercana con blogueros de edades e intereses diferentes a mí, no sólo en México, sino fuera del país. Cuando he llegado a sus ciudades, nuestro abrazo ha sido como el que se dan viejos amigos; y sólo por eso, gracias, gracias, gracias blog.

Si vas a empezar un blog personal, mis cinco consejos serían los siguientes:

  1. Escribe sobre tu vida personal, pero busca compartir aquello que tal vez no es accesible a los demás. A veces nos acostumbramos tanto a nuestra vida que perdemos de vista que lo que vemos como cotidiano puede ser interesantísimo para otros. Si eres médico o enfermero, tal vez estás acostumbrado a ver fotos de una tomografía; pero si las posteas en tu blog, posiblemente te sorprendas de ver a cuánta gente le parecerán fascinantes porque nunca han visto una. Yo una vez subí fotos de las nubes tomadas desde un avión; varias personas me lo agradecieron porque ellas nunca habían viajado en uno.
  2. Sé constante. En el blog, como en la vida, la constancia es la clave del éxito. Esto no quiere decir que tengas que postear todos los días, ni siquiera todas las semanas; pero sí es recomendable que cuando lo hagas, adquieras un ritmo que permita a tus lectores saber más o menos cuándo buscarte. En mi segundo año con el blog escribía casi siempre los domingos y nunca lo hice conscientemente, sino porque era el día en el que tenía tiempo. Un día un amigo me dijo: “Siempre espero a que llegue el lunes porque ya sé que habrá nuevo post”.
  3. Corresponde. Cuando la gente va a tu blog, te lee y te comenta, está invirtiendo en ti lo más valioso que tiene: su tiempo. Sólo por eso, merece que tú hagas lo mismo. Es posible que descubras que no te interesa lo que la otra persona publica; en ese caso un comentario de agradecimiento es suficiente, pero a veces te sorprenderá lo que puedes encontrar. Mi amiga Gaby no era para mí más que una desconocida maestra de inglés de primaria en la ciudad de México cuando llegó a mi blog y me comentó. Gracias a eso, yo descubrí su blog y resultó que aunque aparentemente no teníamos nada en común, ambas habíamos sido mamás jóvenes y más o menos en igualdad de circunstancias. Hace unos años ella se mudó a Maryland, yo al poco tiempo fui a Washington, D.C., que está cerca, y ella decidió viajar para conocernos. Fue uno de los días más divertidos que he pasado en mucho tiempo.
  4. Si tu blog es personal, mantenlo así. Si te interesa proyectar tu imagen profesional a través de esta herramienta o de las redes sociales, yo te sugiero que abras uno diferente y que te enfoques en ese objetivo específico (estoy segura de que Blogger Café tiene algunos consejos en esta materia. (N. del E. – Creo que si los tiene)). El traer a tus clientes o contactos profesionales a tu blog personal para tratar asuntos de trabajo no es buena idea y puede dar una impresión equivocada a quienes no te conocen bien. En mi caso, como soy periodista y mi trabajo siempre va firmado con mi nombre, yo opté por usar un pseudónimo en mi blog personal; de esa manera hago explícita la línea divisoria entre mi trabajo en el campo periodístico y mi opinión personal.
  5. Atrévete. A todos nos da miedo ser juzgados, y el abrir los comentarios en un blog puede ser una manera de ponernos vulnerables ante personas que no conocemos. Sin embargo, si eres auténtico al escribir, si evitas poses y lugares comunes, y simplemente compartes lo que tienes con los demás, el favor siempre regresa. Te lo digo por experiencia: cinco años después, a la linda-y-carismática-chismosa recadera su blog le ha multiplicado las alegrías como el milagro de los panes y los peces.

Ya la oyeron. No van a hallar muchas mejores descripciones y consejos de lo que es tener un blog personal. Ni tampoco personas a quien leer y escuchar en Internet. Es un privilegio que alguien como Chilangelina nos cuente su historia y comparta la sabiduría de esta manera. Mil, mil gracias.

Sigamos leyendo. Y aprendiendo.

En el triste caso de que no sigan a Chilangelina aun, pueden remediar su situación de la siguiente manera:

¿Has conocido personas a través de los comentarios en un blog que mas tarde se hayan vuelto amistades? ¿Las has conocido en persona?

15 Respuestas a “Blogger Cafe – Invitada de hoy: Chilangelina (@chilangelina)

  1. Bueno, yo he conocido a varias personas gracias al blog (y sobre todo a los comentarios que dejo en otros blogs). La mayoría de ellos ni recuerda quién soy, pero lo importante es que yo los conozco y es padre tener la oportunidad de convivir con las personas que admiras sólo por lo que postean.

    De Chilangelina, ¿qué puedo decir?
    La admiro, la respeto, la sigo y si ella me dice que me aviente de un puente ¿Quién chingados soy yo para decirle que no? Y eso que no la conozco personalmente (No busquemos culpables de eso, por ahora).

  2. No voy a ser objetiva. Chilangelina es una viejotota a la que quiero, admiro y respeto. Grandes consejos, sin duda.
    Un abrazo a los dos.

    (ando sentimental, snif)

  3. Awwww, muchas gracias 🙂

    Dib, a mí no se me olvida quién fue a México nomás para encontrarse con que nada de nada. Jum!

    Comadre Rox, usted sabe bien que está más que correspondida. Besos y esas cosas.

    Botica, y usted uno de los míos aunque esta última vez nomás no se dejó. Que se me hace que tengo que regresar pronto…

  4. Amiga Chila:

    Que gusto que te inviten a escribir acerca de tu experiencia blogera. Felicidades! El universo virtual, Internet, blogs, e-mails y las redes sociales, han jugado una parte trascendental en mi vida. Y como bien lo dices, una de las ganancias es conocer gente como tú y como yo. Gente que tiene algo que decir y dispuestos a leer (escuchar) con atención y prodigalidad.

    Recibe un abrazo de tu amiga la ahora maestra de Español en el gabacho.

  5. Helloooooooooooooooooo!!! Vengo a saludar al convocante y la convocada y me encuentro con un gran post, además de todo: bliss!

    Lo mejor del Rincón del Recado eran las fotos de Eileen en su infancia. Yo sigo riéndome de la del gerber… Ü

    PD: casi no he hecho amigos conocidos por comentarios (ok, no)

  6. Alejandro, vendrán posts foteros, lo prometo. Pero pronto voy otra vez y ahora sí no te me escapas…
    Mi Gaby, es que somos bien chidas, mana…
    Guapóloga, pero si como dice Botica, tú eres uno de mis panes y mis peces! Aunque nomás nos dimos un besito al aire cuando nos vimos y ni chisme ni nada. Por eso digo, que volveré.
    Gracias a todos por leer.

  7. Ya por fin me apareció el botón de comment, no sé por qué no salía!! Pero lo que quería comentar desde ayer, es que la verdad está padrísimo que hayas iniciado tu blog de la manera en la que lo hiciste, me encanta leer tus posts, tus historias. Tus tips para el blog son buenísimos y siempre trato de aplicarlos todos, sin embargo a veces no me doy el tiempo suficiente. Por lo pronto, hoy conocí este nuevo lugarcito que la verdad me gustó mucho, entonces estaré poniendo mis comments por aquí más seguido!

  8. Uy, yo ni me acuerdo cómo llegué a tu blog, a la mejor fue por Recolectivo, pero ha sido una de las mejores casualidades que me ha regalado el internet. Me encanta la forma como escribes, tan natural y honesta, rascando la fibrita emocional pero sin ser cursi. El mejor consejo que ofreces es el de ser auténtico y creo que es el que mejor ejemplificas.

    Y ya no digo más, no vayan a pensar que soy acarreada

  9. Resumiendo: Chilangelina es la Ley. Y no saben la alegría que fue saber que si iba a poder escribir en esta columna. Ya puedo morir tranquilo. Bueno, no, pero hará las cosas mas sencillas 🙂

    @Erika: Gracias por volverlo a intentar. No sé que haya pasado pero que bueno que ya se resolvió. Y que bueno que te agradó este espacio. Mas que bienvenidos todos tus comentarios. Espero que este sea el primero de muchos. Saludos

  10. Mi estimada, ese poderoso recurso que es la internet acerca, atrae y enriquece. Tú y muchas más personas valiosas que he conocido por ese medio hay hecho posible que sigamos blogueando.
    Felicidades

  11. Pingback: Blogger Cafe – Invitada de hoy: Pequeño Cerdo Capitalista (@sofimaciasl) | El Ornitorrinco en Linea·

  12. Pingback: Blogger Cafe – Invitado de hoy: Ruy Xoconostle (@Ruys) | El Ornitorrinco en Linea·

  13. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s