A 9600 bps: Archie, Veronica y Gopherspace

Bienvenidos de nuevo, queridos y nostálgicos lectores a la lección de arqueología tecnológica quincenal, patrocinada por Ensure y Cialis.

Antes que nada, quiero advertir a los neófitos que el título de este post es correcto, pero que no tiene NADA que ver con Archi Gómez ni Verónica del Valle ni ningún comic. Asi que si cayeron aquí por una búsqueda de Google ambigua, les pido una disculpa pero los invito a que se queden porque esto va a estar interesante.

De lo que vamos a hablar es de las primeras herramientas para NAVEGAR en la Red.

Como ya comentamos en posts previos, una cosa era hacerse de un enlace a Internet. ¿Pero qué pasaba una vez que lo tenías? ¿Qué hacías con él?

Pues navegar por la Red, por supuesto, igual que ahora, buscando información. Con algunos ligeros cambios, eso si. Porque la Red como la conocemos ahora aun no existía del todo. Les explico:

Corría la fecha 4 Ahau, 5 Balam según la Cuenta Larga de los Mayas, quienes tienen los únicos registros confiables en este respecto, equivalente a 1994 en el calendario del hombre blanco cuando…

…La Red se hallaba en pleno crecimiento. Era genuinamente como el bebé que casi oyes crecer en las noches. Poco a poco empezaban a multiplicarse los sitios y los documentos disponibles y se necesitaba una manera de indexar, buscar y organizar todo esto. Y en 1991 en la Universidad de Minnesota, como sucedía en esos tiempos, a alguien se le ocurrió una muy buena idea.

La mejor analogía que puedo hallar para describirlo es el Windows Explorer que todos conocen, de hecho incluso hoy dia se ven MUY parecidos.

La idea era navegar a través de una serie de menús y folders que iban organizando la información y hacían que hallar lo que uno buscara fuera bastante intuitivo. En el modo original caracter todos los menús eran numéricos. Ya cuando hubo utilerías gráficas, con dar click a la opción que desearas era suficiente.  Si tu querías buscar un archivo en la UNAM, acerca de Lovecraft simplemente buscabas algo así:

Latinoamérica > México > UNAM > Literatura > Fantasía > Horror > HPLovecraft > Textos

La verdad es que era un interface muy padre y que te permitía navegar fácilmente en los sistemas que poseían un servidor de gopher. A toda esa constelación de servers de gopher conectados se le llamaba Gopherspace. No, no estoy bromeando. Y eso no era todo.

Este Gopherspace poseía lo que podríamos llamar un proto-Google, llamado Veronica. Esto merece una explicación.

Muchos de los nombres de utilerías de esas épocas tienen nombres de comics. Todo empezó porque a algún chistoso se le ocurrió que Archie sonaba parecido a “Archive” y le dio ese nombre a una utilería para buscar archivos descargables por FTP. Cuando empezó a desarrollarse una utilería para poder buscar cosas rápidamente en los servidores de Gopher, el primer nombre que se les ocurrió fue… adivinaron.

Veronica.

Originalmente no era mas que una broma, pero como buenos geeks pronto le hallaron un significado a esas letras, así que Veronica paso a ser una abreviatura de:

Very Easy Rodent-Oriented Netwide Index to Computerized Archives”

Y dejando al lado el nombre la verdad es que era una maravilla. No bromeaba cuando hice la analogía con Google. De hecho en su momento Gopher era la mejor forma de hallar rápidamente cosas. Les recuerdo que en este punto, el Gopherspace y lo que entendemos como WWW, construida con HTML, convivían pero no eran lo mismo. Alguien diría que de hecho competían por ver cual iba a ser el estándar de navegación para esa incipiente Internet.

Gopher tenia la tremenda ventaja de tener un buscador eficiente, pero había algo que no tenía y que a la larga fué lo que costó no ser mas que una página mas en la historia de Internet.

Gopher no manejaba gráficas, a diferencia del HTML que podía integrar imágenes, y eventualmente sonido también. Gopher se basaba 100% en texto y si bien esto lo hacía sumamente eficiente y sencillo de programar también lo hacía un tanto árido en comparación con las posibilidades del HTML y la WWW.  Asi que a pesar de lo complicado que esto hacía el poder buscar cosas en la WWW este fué el formato que se volvió estándar. De ahí que hayan surgido tantos buscadores de información, tipo Infoseek, Lycos, Yahoo, etc. Evolución que culminó con nuestro querido Google y que prosigue aun con cosas como el Wolfram.

Y así se escribió la historia.

Aun recuerdo la primera vez que me pasé una tarde en el trabajo navegando en el Gopherspace. Era todavía la versión en modo terminal pero fué suficiente para hallar barbaridad y media en los servidores del las Universidades, que en esa época eran quienes mas información poseían ya que la parte comercial de Internet todavía estaba en el futuro. Me pasé horas hasta que eventualmente tuve que ir a mis clases de la tarde en la Universidad.

Iba yo flotando en la nube y recuerdo que llegué al salón y me senté junto a uno de mis mas cercanos amigos de esa época, Angel A., quién jamás ha tenido una relación siquiera pasajera con la tecnología. Aun me acuerdo del inicio de esa conversación:

Angel B. <suspiro>

Angel A. : ¿Qué traes ahora?

Angel B. : ¿Alguna vez has sentido que tu universo percibido se expande geométricamente en cosa de minutos?

<Silencio>

Angel A. : ¿Qué ya tienes vieja o qué?

Angel B. : No. Entré a Internet por primera vez.

El resto es historia 😉

Ya para acabar, no siempre es posible hacer esto pero tras buscar un poco hallé algo para hacer este post mas vivencial:

Uno de los pocos servidores gopher existentes en la actualidad.

Es pequeño comparado con algunos de los que existían en sus mejores días pero es 100% funcional y a los que no conocieron esto les dará idea clara de como se hacían las cosas en esos primeros días. Los que estuvieron ahí seguramente sonreirán y se acordaran.

Digno mencionar que no todos los navegadores aceptan hoy el formato original de gopher. Si tienen Firefox, que desciende del Mozilla que surgió en aquellas pretéritas épocas, podrán verlo en modo gopher original aquí. Si tienen otros navegadores podrán verlo acá. La funcionalidad es la misma, nada mas varían algunos detalles cosméticos.

Hay mucho mas que platicar pero tampoco se trata de una clase de historia. Pero ya que estamos sobre esto les dejo esta conmovedora presentación hecha hace 16 años.  ¿El tema?

Internet.

Chequen los datos y vean hasta donde hemos llegado en ese rato.

Si tienen mas historias, compártanlas con los veteranos y los novicios aquí, por favor.

Saludos y sigo escribiendo.

8 Respuestas a “A 9600 bps: Archie, Veronica y Gopherspace

  1. M gusta esta serie a los pequeños o niños que apenas tenemos unos cuantos añitos aqui nos enseña y aprendemos mucho de esto cuanto a cambiado tod y es genial que lo allas vivido

    un saludo y esperando el nuevo capitulo 🙂

  2. @Hugo Mucha de la idea era que los mas recientes usuarios de Internet conozcan como eran las cosas cuando esto empezó. Me da gusto que esté cumpliendo un poco su objetivo. ¡Pasa la voz!

    @Mel. Esteeee… los juegos y la musica todavia estaban a unos años de distancia, la verdad. Con decirles que no habia formato MP3 en esos tiempos.

    Y no habia Messenger, solo habia una utileria de Unix llamada TALK, pero de eso hablaré en otro post 😉

  3. Pingback: Internet a 9600: La Historia de los Buscadores | El Ornitorrinco en Linea·

  4. @Rox – Pensé que ya habías visto este post en particular. Es de los que mas me ha gustado escribir. Y si, a veces hay que poner las cosas en perspectiva, sobre todo porque tuvimos la suerte de ver empezar todo este circo 😉

  5. Pingback: Internet a 9600: Hace 25 Años… | El Ornitorrinco en Linea·

Responder a Mel Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s