Venus Pixeleada: El mayor de los enemigos

image Saludos a todas las lectoras de esta columna que amaneció mas fresca y orgullosa que nunca. Ojalá se la hayan pasado bonito estos días. Este post se está cocinando desde hace semanas, pero en retrospectiva es mejor que no haya sido publicado antes, ya que ningún mejor momento para hablar del siguiente tema.

Pues ya pasó un año mas y eso significa que, a menos que ustedes en particular tengan algún superpoder, los habitantes del mundo tenemos un año mas de edad. Esto es inevitable, ineludible e irrefutable.

Y es normal. Y si eres tantito inteligente, bastante divertido además.

¿Por qué entonces existe la idea de que este es uno de los mayores problemas que se pueden tener?

¿Por qué a diestra y siniestra se nos dice que solo jovenes podemos atractivos, deseables, bonitos y en general, felices?

¿Por qué tanto interés en que nos creamos esta mentira tan obvia?

Porque de entrada 60 mil millones de dólares son muchos, probablemente.

Me gustaría que primero le echaran un vistazo a dos cosas:

Una compilación de anuncios hecho por uno de mis sitios favoritos acerca de este tema: Stiletto Revolt. En este artículo se comentan varios comerciales acerca de productos anti-envejecimiento. Las conclusiones no son agradables.

Por otro lado, este artículo acerca de un documental de HBO – Youth Knows no Pain – hecho por Mitch McCabe una mujer de 38 años. El documental explora el viaje de la protagonista, en sus propias palabras un blanco perfecto para la industria anti-envejecimiento: 38 años, soltera, sin niños, a través de este laberinto de productos, terapias y cirugías en búsqueda del remedio para ocultar su edad. Tiene varios videos que vale la pena ver. Les dejo el corto del documental en sí:

Vodpod videos no longer available.

De todo esto me gustaría comentar dos cosas por el momento, la conclusión del post de Stiletto Revolt y una frase de una chica en el documental.

Everyone gets older, but if they’re taught to feel ashamed of this process, they’ll probably try to fight it. In this way, ads can spread a sickness just to sell you the cure.

Lo que hemos comentado en otros casos: ¿Qué mejor forma de vender algo que dando la solución a un problema? Malo cuando el problema no existe y hay que crearlo para justificar la solución. Porque agregarle velas al pastel de cumpleaños no es problema, el problema es que hacemos con esos años, de qué los llenamos y si vemos la llegada del siguiente como una maldición que hay que evitar a toda costa.

Y el otro, un comentario que la verdad si me aterrorizó y no creí haber escuchado bien la primera vez

A los 22 años me quedó claro, que como mujer tenía una fecha de caducidad.

Creo que no necesito decir cuan aberrante es y las implicaciones del comentario. Detrás está la idea de que una mujer es un producto, una “cosa bonita” nada mas que si no se disfruta antes de cierto tiempo, pierde su frescura, sabor y vitalidad. Igual que un litro de leche o un paquete de filetes en un supermercado.

Creo que no tengo que decir cuanto me opongo a este tipo de ideas.

image No es justo para una mujer de 30 querer tener 20, para la de 45 tener 35, ni para la de 50 querer tener 40. Tampoco lo es que a las niñas se les venda la idea de querer comportarse como mujeres, ni que a las mujeres se les pida verse como niñas. Para empezar tu genética y estilo de vida determinan mas tu aspecto a los 40-50 que otra cosa. Toda mujer tienen la posibilidad de ser sexy, glamorosa, atractiva en cada etapa de la vida. Porque es una actitud, no una imagen. He conocido mujeres de 50-60 años con una vitalidad y entusiasmo que muchas jóvenes de la mitad de su edad envidiarían e igualmente he conocido chicas de 20-25 con actitudes que las hacían sentir mucho mas gastadas y apagadas de lo que su edad sugeriría.

¿Y qué si la madurez, la experiencia van acompañados de canas, arrugas y flaccidez? Son los galones y medallas de quienes serían las capitanas, mayores y coroneles si las mujeres del mundo fueran un ejército. Si eres inteligente esos años representan que has crecido adentro – me refiero a crecer en cuanto a lo que sabes, lo que sientes, lo que comprendes, lo que valoras. En ese tiempo uno puede hallar su lugar en el mundo y aquello para lo que estás hecho, pero esto implica dejar de escuchar las voces de afuera.

Sabiduría es conocer, comprender y aceptar la naturaleza humana propia y ajena, no con resignación y pesar, sino con ternura y paciencia.

El tiempo es un amigo, un aliado. No es enemigo mas que de la ignorancia y la necedad. Si somos sabios nos ayuda a mejorar y crecer. Si no, nos reduce, humilla y entristece.

¿Siendo así qué horas nos volvemos sabios? ¿Por qué no hay publicidad que te haga aspirar a esto en vez de vender la idea de que verte de 25 a los 50 es lo mejor que puedes hacer?

Todos tenemos esa decisión: Creer en lo que somos y lo que hemos vivido y aprendido o hacerle caso a los que te exigen permanecer joven con la falsa amenaza de la soledad y la invisibilidad.

¿A quién le van a creer?

Ya para irme les dejo dos links interesantes:

Otro post de las chicas de Jezebel – ¿Qué pasaría si las mujeres no tuvieran miedo de envejecer? Curiosamente relacionado con el post previo.

Una entrevista en el Time – ¿Deben las mujeres mentir acerca de su edad? – con Suzanne Braun Levine. Afortunadamente hay mujeres que son excelente ejemplo de un punto de vista diferente y mas sensato.

Hay mucho mas que decir y seguramente será un tema que retome en futuros posts. Sus comentarios y sugerencias son mas que bienvenidos.

Nos vemos en un par de semanas, aunque hoy hay varios post mas en esta columna 😉

Sigan leyendo.

Share

Posts Relacionados

3 Respuestas a “Venus Pixeleada: El mayor de los enemigos

  1. Yo no soy mujer, pero al igual que muchas de ellas, comparto cierto temor por envejecer.

    Digo, no es precisamente que me moleste cumplir un año más de vida o algo, pero el pensar que se acerca inexorablemente la vejez es algo que simplemente me molesta.

    No tanto por disfrutar de la “juventud: divino tesoro”, sino más bien porque pienso cómo será cuando sea viejo.

    Si las cosas se dan como yo espero, moriré alrededor de los 65 años, en mi casa y sin problemas de incontinencia, dejando a mi esposa (wut?) sin problemas económicos.

    Pero la realidad es que las cosas pueden ser muy distintas. Podría morir a los 96 años, ciego por las cataratas, prácticamente sordo, bañado en mi propia inmundicia y dependiendo no sólo económica sino también psicológicamente de mi prole. No quiero ser ese abuelo al que nadie quiere visitar porque huele raro y tiene Alzhaimer. No quiero que nadie sienta lástima por mí porque no puedo desplazarme siquiera al baño. No quiero ser una carga para nadie.

    Por eso, prefiero morir joven. Y mientras más pase el tiempo, menos joven moriré.

  2. qué post tan bonito. me siento por un lado identificada y por otro con ganas de deslindarme: por supuesto es muy tonto lo de la fecha de caducidad, pero por otro lado… todos nos vamos a morir, no? y a menos que nos caiga un piano o el cielo sobre nuestras cabezas, cada año que pasa estamos más cerca. es como ver pasar las horas durante una fiesta buenísima. en algún momento habrá que agarrar las chácharas y acabar la fiesta. y que quieres, me parece triste…

  3. Pingback: Tweets that mention Venus Pixeleada: El mayor de los enemigos « El Rincón del Ornitorrinco -- Topsy.com·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s