La Web Abierta que rompimos y dejamos ir

La Web Abierta que rompimos y dejamos ir

La web. Ese mítico estrato de Internet donde vive este blog y toda la constelación de plataformas de medios sociales que conocemos. La promesa es que siempre crecería, estaría disponible para todos y podríamos comunicarnos y compartir datos libremente. En donde la moneda de cambio era el enlace y donde crear, comentar y compartir eran las tareas mas elevadas que un usuario podía llevar a cabo. La apertura era un valor primordial y la piedra angular para que la información y datos fluyeran de una plataforma a otra sin obstrucciones.

Sonaba muy bien, pero lamentablemente en algún momento las cosas salieron mal.

En algún momento decidimos que la comodidad era mas importante que el intercambio. Que la sencillez tenía mas valor que la apertura y que el ser propietario de los datos era mas rentable que compartirlos a través de estándares abiertos. En ese instante la web como originalmente fue concebida perdió una parte importante de su poder y valor.

Entre otras cosas, eso es lo que señala Anil Dash en uno de los posts mas interesantes que he leído en mucho rato. Hace eco de muchas de las quejas al respecto que ya he compartido aqui. No pretendo decir que soy un usuario tan veterano de la web como para recordar muchas de las cosas que dice, pero he estado aqui el tiempo suficiente para saber de lo que habla y reconocer cuanto hemos perdido, sobre todo en el último par de años.

Hoy esta no es nuestra web. Hemos perdido características clave en las que solíamos confiar, y pero aún, hemos abandonado valores que solían ser fundamentales para el mundo web. Para crédito de las redes sociales actuales, han traído a cientos de millones de nuevos participantes a estas redes, y ciertamente han vuelto ricas a un pequeño número de personas.

Pero no han mostrado a la web en sí el respeto y cuidado que merece, como un medio que les ha permitido tener éxito. Ahora han reducido las posibilidades de la web para toda una generación de usuarios que no se dan cuenta de que tanto mas innovadora y significativa podría ser su experiencia.

Pocas expresiones me parecen mas adecuadas para definir esto que la de “jardín amurallado”. Facebook y Apple son los mejores ejemplo de todo esto. Como dice Mathew Ingram en un comentario al post de Dash:

La parte mas difícil de este fenómeno es que muchos – y quizá la mayoría – de los usuarios parecen estar felices de vivir en el jardín amurallado de Apple o el ecosistema cerrado de Amazon o la red social propietaria de Facebook, porque son tan atractivas. En otras palabras, el dueño mantiene hermoso el jardín y las paredes son difíciles de ver hasta que es muy tarde.

Y me confieso culpable de esto tanto como el que mas. Por eso sigo en wordpress.com y no tengo todavía mi blog en una instalación de WordPress autohosteada, porque la administración implica mas tiempo y energía de la que quiero y puedo dedicarle. Pero frecuentemente pienso que es necesario mudarme. Aún no sucede.

Esta tendencia no se limita a la web. Los dispositivos móviles estan en una situación similar o peor. Esto ya lo hemos mencionado en otros posts y la situación no muestra señales de cambiar. Aqui las cosas son un poco peor porque construir hardware como un telefóno móvil es mucho mas complejo que hacer aplicaciones en web.

Actualmente no podemos hallar nuestros propios tweets en Twiiter o buscar nuestras publicaciones en Facebook, no podemos localizar amigos de la red social A en la red social B, no podemos sacar datos de una aplicación para usarlos en otra, Todo esto es bueno para las compañías pero malo para los usuarios. El hecho de creer que algo como Facebook ES la web o que siquiera es la parte mas significativa es algo espeluznante por la estrechez de visión. Lo he dicho muchas veces, Facebook no es el lugar que mas vale la pena conocer de la web. Pero es un lugar sencillo, protegido, comprensible y seguro. Mi analogía favorita es que es la Plaza Satélite de Internet. Y Twitter que en algún momento representó su opuesto polar, ahora está siguiendo sus pasos. En algún sentido está pasando por un proceso acelerado de gentrificación cortesía del éxito que ha tenido en ciertos sectores y la necesidad de hacer dinero.

No me había puesto a pensar en esto hasta leer estos artículos, pero la pérdida de la web abierta en gran medida fue posible por el analfabetismo digital. Los usuarios dejaron de ser en su mayoría geeks que podían entender algunas de las ramificaciones de lo que pasaba a usuarios de Hotmail e Internet Explorer. Las compañías pudieron darse el lujo de cerrarse y cambiar las reglas a su antojo porque a la mayoría de los usuarios ni les interesaba, pero más importante, ni entendían qué pasaba. Mientras se viera bien, funcionara y fuera simple no había mas que decir. Para muchos de los que están leyendo esto quizá gran parte de lo que se ha mencionado es evidente y hasta obvio, pero pregunten a sus amigos si esto es así para ellos. Pregunten si siquiera alguna de estas cosas les ha pasado por la cabeza. La verdad es que no les importa en lo más mínimo. Y es normal que asi sea.

Apis DefA lo mejor esa época dorada de la web a lo mejor no existió jamás y es simplemente nostalgia. Quizá el precio de tener a esas millones de gentes en Internet es que existan estas plataformas cerradas y monolíticas. Estoy de acuerdo en que la web abierta puede ser un lugar desconcertante y que requiere habilidad para poder manejarse y sacarle provecho adecuadamente. Quizá los Twitters, Facebooks y Pinterests de esta época son indispensables para hacer que la web sea accesible y amistosa, al menos parcialmente, para la mayor cantidad de gente posible. No puedo evitar pensar en la metáfora que he usado anteriormente acerca de que el papel de muchos es servir de guías nativos y exploradores para todos los colonizadores y turistas que están llegando. Paradójicamente gracias a ellos hay una economía digital de la que se puede formar parte de muchas maneras, algunas más agradables que otras, por supuesto. Quizá dentro de los estratos de participación en la web es inevitable que esto suceda y las preocupaciones, legítimas por cierto, de unos pocos no puedan hallar eco en una mayoría. Esto no hace menor el hecho de que hay ciertos valores y principios de la web que es necesario cuidar y conservar a toda costa. También hay una labor de concientización que no puede dejar de hacerse aunque parezca futil a veces. Muchos de ustedes, los que leen esto, tienen un papel y una responsabilidad de participar en virtud de su mayor experiencia e información. Hay cosas que comunicar y explicar y no sobra quien lo haga en la medida de sus posibilidades. A veces un simple RT o compartir algo por email puede ayudar. En otras ocasiones responder lo mejor posible la pregunta de un familiar o amigo será lo mejor que podemos hacer.

La web tiene tendencias y ciclos, por el momento estamos en un ciclo de consolidación y aislamiento. Ya los ha habido y son temporales. Es de esperarse que sea reemplazado por un nuevo periodo de apertura y cooperación. Con suerte habremos aprendido lecciones importantes de éstas épocas. Una de las más importantes es que conservar la apertura implica esfuerzo. Si esperamos que alguien haga todo por nosotros no podemos quejarnos de lo que suceda después. Sería una ironía cósmica que el medio de transmisión de información más grande y sofisticado del mundo se pierda por que los usuarios no tenían la información adecuada.

Pero es exactamente lo que está sucediendo. Quiero pensar que va a cambiar porque ya he visto lo que se ha perdido y no es algo agradable. Espero que lo podamos recuperar de algún modo.

Sigo escribiendo.

¿Te acuerdas cómo era la web hace 2 ó 3 años?

Posts relacionados

About these ads

15 Respuestas a “La Web Abierta que rompimos y dejamos ir

  1. Yo no creo que sea del todo cierto.
    Mientras que realmente tienes razón en cosas como facebook y twitter y que muchas personas piensan que facebook es Internet (las mismas que te piden que les guardes el Internet en un CD porque se van a ir de vacaciones), hay otros elementos que cada vez muestran el Internet como un lugar más libre (inclusive más que el mundo real).

    Como ejemplo, está el INCREIBLE movimiento de edX, que permite tomar clases en las mejores universidades del mundo ¡y con reconocimiento! Así mismo están las páginas para mejorar el nivel de algún idioma que no dominas y similares.

    Nosotros somos los que cerramos la web por nuestros “gustos”. Si para mí es suficiente ver fotos de gatos, no tengo más que entrar a facebook. Si yo quiero aprender, leer, conocer, etc. el Internet no tiene límites. No está cerrado.

  2. Vengo a cambiar mi comentario. ¿Por qué?

    Porque ahora cualquier cosa (producto, servicio, asociación) tiene página de facebook. Y en lugar de tener una página oficial, tiene un “facebook oficial”. ¡Y yo no tengo facebook! No puedo ver lo que ponen, no puedo comentar, no puedo participar en promociones.
    Ciertamente rompimos (o rompieron, porque yo no) la web.

  3. Pingback: Revisamos Los Propósitos de 2012 de Algunas Redes Sociales y Preparamos Los de 2013 | El Ornitorrinco en Linea·

  4. Pingback: Grabación del Programa @1060interfase: Resumen 2012 | El Ornitorrinco en Linea·

  5. Pingback: Grabación del Programa @1060interfase: Impresoras 3D, 2a parte | El Ornitorrinco en Linea·

  6. Pingback: El primer dia del resto de nuestras vidas digitales: Adios a Google Reader | Ornitorrinco Digital·

  7. Pingback: Grabación del Programa @1060interfase: Recorrido por los Titulares más Recientes de Internet | Ornitorrinco Digital·

  8. Pingback: Curación de Contenido Vol. 72: Google Glass, la Arrogancia de la Web Social y el Hombre que NO usó Internet un año | Ornitorrinco Digital·

  9. Pingback: Curación de Enlaces Vol. 77: PRISM – El Programa de Vigilancia Digital Global | Ornitorrinco Digital·

  10. ya sé que esto que posteaste tiene ya mucho tiempo, pero sólo ahora lo leí. Me gustó mucho porque refleja mucho de lo que siento. Yo recuerdo como me maravillaba la web, ese lugar donde todo estaba abierto para jugar, desarmar, rensamblar y compartir. Recuerdo cuando surgieron los blogs facilitados por el hosting gratuito de geocities. Extraño ese internet, donde compartir era lo más importante, jugar y aprender. Cuando surgió la web 2.0, la web social y pudimos comunicarnos de otras formas que no fuera a través de los canales de irc, cuando los libros de visita se transformaron en comentarios de blogs… y no sé si alguna vez recuperaremos algo así, pero sería bueno tratar de concientizar a las personas para que así fuera.

  11. Pingback: Podcast @1060interfase: PRISM, El Sistema de Vigilancia Digital | Ornitorrinco Digital·

  12. Pingback: Un crimen resuelto: Facebook y la Verdadera Causa de la Desaparición Google Reader | Ornitorrinco Digital·

  13. Pingback: La Promesa Perdida: La Rebelión de los Blogs | Ornitorrinco Digital·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s