Muestras públicas de afecto digitales: Un problema que todos quisiéramos tener

Muestras de afecto publicas digitales

Todo mundo se preocupa de qué va a hacer si hablan mal de él. Hay mucho escrito en torno al manejo de crisis, pero muy pocos hablan del manejo de un hit. ¿Qué pasa si tus clientes y público te demuestran abrumadoramente su amor? Administrar ese momento en el que bateas la pelota fuera del estadio y el público suelta una ovación de pie es tan o más importante que saber manejar una crisis.

Puede ser un tweet o una imagen, o incluso pueden ser unos días en los que todo sale bien (pregúntenle a Cachito Mio de la semana pasada). Normalmente el obtener y conservar la atención de la gente es una tarea en si misma, que además se tiene que llevar a cabo diariamente. ¿Pero qué pasa cuando la atención se desborda y se convierte en un torrente de aplausos y alabanzas completamente merecidos? Estamos hablando de algo completamente orgánico, de las consecuencias de que genuinamente tu producto o servicio haya sido un éxito absoluto.

¿Cómo se administra todo eso? Es de los mejores problemas que se pueden tener y que sólo el éxito trae. Pero no deja de ser un problema.

Todos esos tweets o comentarios pueden servir de gran utilidad como testimonios o prueba social de lo que hacemos. Conservarlos y usarlos más tarde puede ser muy relevante. Lamentablemente no hay maneras muy simples de hacer esto. Lo más elemental es marcar esos tweets como Favoritos, pero si hay muchos (otro problema maravilloso) esto puede salirse de control rápidamente. He aqui algunas alternativas:

  • Toma screenshots de todo. La alternativa más rudimentaria, pero no deja de ser efectiva.
  • Toma los URL de los tweets y guárdalos en Evernote o algo asi. Muy rápido y simple pero tiene el problema de que si el usuario borra el tweet o su cuenta, todo se pierde.
  • Haz un colección personalizada de tweets. Twitter permite hacer una curación manual de tweets, llamadas cronologías personalizadas, que después de pueden compartir o colocar en otras plataformas. Desafortunadamente esto solo se puede hacer a través de Tweetdeck. Buena opción, pero poco práctica para la mayoría.
  • Haz una curación en forma con Storify o Scoop.it. La opción más sofisticada, pero por mucho la mejor y más lucidora. Storify en particular es una excelente herramienta para hacer esto, pero si requiere un poco de tiempo y habilidad.

Facebook es otro tema, porque hacer una compilación de los comentarios es un poco complicado. Aqui los screenshots son la mejor opción porque a pesar de que se pueden guardar los URLs de los comentarios, no salen individualmente sino como parte de la publicación original. Storify quizá pudiera ayudar un poco ya que las publicaciones de páginas son públicas, pero en general es un manejo un poco menos detallado.

Contestar cada comentario o mención quizá sea imposible, pero un RT, un Favorito o un Like hacen mucho por al menos dejarle ver a la persona que le prestamos atención a lo que publicó y nos gustó. No se trata de volvernos un escaparate de autopromoción (¿es autopromoción si otros la hacen y por motivos genuinos además?) pero seguramente habrá cosas que valga la pena compartir.

Resumiendo, el éxito requiere también administrarse y esas muestras de afecto merecen guardarse y catalogarse. La naturaleza efímera de los medios sociales no ayuda mucho a veces, pero es posible recopilar todos esos buenos comentarios y utilizarlos más tarde de varias formas, ya sea en publicaciones, promociones, publicidad o más cosas.

Al menos para levantarnos la moral cuando las cosas no vayan tan bien 😉

Sigo escribiendo.

¿Has visto casos de éxito digitales de este tipo en México?

5 Respuestas a “Muestras públicas de afecto digitales: Un problema que todos quisiéramos tener

  1. Pingback: Medios Sociales y Atención a Clientes: Imposibles de Separar | Ornitorrinco Digital·

  2. Pingback: Ese Croissant (no) se vende solo: Caso Cachito Mio | Ornitorrinco Digital·

  3. Pingback: Medios Sociales: Aceleradores de la Selección Natural | Ornitorrinco Digital·

  4. Pingback: Publicidad Digital: La Prueba del Refrigerador | Ornitorrinco Digital·

  5. Pingback: PYMES y Medios Sociales: ¿A qué estamos jugando? | Ornitorrinco Digital·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s