Feedly y las lecciones perdidas de Google Reader

Feedly y las lecciones perdidas de Google Reader

Feedly es el servicio que todo el mundo parece dar como ganador en la batalla por hacerse con los usuarios de Google Reader. Normal, es gratuito y la mayoría de usuarios no están dispuestos a utilizar un servicio de pago. Pero por eso mismo creo que ahora es el menos recomendable de todos, o Google Reader no nos habrá enseñado nada.

Me encantaría decir que el señor Guillermo Carvajal (a quien sugiero enfáticamente que conozcan y sigan) está exagerando con esta afirmación. Pero no es así. Tiene mucha más razón de la que querría admitir.

Desde el dia 1 el tema del modelo de negocio de Feedly estuvo en la mesa y como dije en ese momento, era y sigue siendo monumentalmente importante. Ya ha habido algunos rumores de qué dirección podría tomar pero desde entonces el equipo de desarrollo de Feedly se ha concentrado en trabajar incansablemente para mejorar el rendimiento, añadir nueva funcionalidad, corregir errores y hacer alianzas con otras aplicaciones. Todo esto es una maravilla y los usuarios estamos felices, pero una de las respuestas más importantes, quizá la segunda más importante después de si Normandy le va a permitir independizarse 100% de Google Reader, todavía no tiene respuesta.

¿Por qué los usuarios hardcore de RSS estamos más preocupados por el modelo de negocio que por la nueva funcionalidad, las apps móviles y la velocidad de esta gran aplicación? ¿Por qué no estamos tan felices ahora que tenemos una compañía que está tomando en cuenta la opinión de lo usuarios y creando una aplicación muy cerca de ser nuestro sueño?

Porque lo que está en juego es la existencia continua de Feedly. 

Podrá ser la mejor aplicación del universo, pero si no hay dinero para mantener la operación independiente lo que sigue, en el mejor de los casos, es una adquisición. Y todos sabemos que bien resultan esas cosas. Y si todo sale mal tenemos una aplicación descontinuada. También ya sabemos lo divertido que es esto.

Parece que los usuarios ya olvidamos el peligro de las aplicaciones gratis. Yo soy el primero en decir que si Feedly cobrara por una versión premium o simplemente por poder usarlo lo único que necesito saber es dónde hay que pagar. Porque el dinero no solo compra el poder usar una aplicación sino la posibilidad de que va a seguir existiendo y operando sin interferencias.

Si no recordamos esto entonces no hemos aprendido nada de la debacle de Reader. Y eso es más triste todavía.

Esperemos que Feedly nos dé una sorpresa agradable en este sentido pronto. En julio deberíamos de volver a tocar este tema.

Mientras tanto…

Sigo escribiendo. Y leyendo noticias en Feedly, al menos por el momento.

¿Estarías dispuesto a pagar por Feedly o una aplicación similar?

Posts relacionados

3 Respuestas a “Feedly y las lecciones perdidas de Google Reader

  1. Pingback: Feedly en Web: Un Cuento de Hadas que Todavía No Acaba | Ornitorrinco Digital·

  2. Pingback: Digg Reader y la Nueva Etapa de los Lectores RSS | Ornitorrinco Digital·

  3. Pingback: Feedly Pro: El Momento de la Verdad | Ornitorrinco Digital·

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s